¿Y si dejáramos de contar?

12 abril 2012 at 10:19 6 comentarios

Contar días, contar, meses, contar palabras, contar historias, contar proyectos, contar avances, contar hazañas… Pasan los días y esta casita sigue en silencio. No así nuestras vidas ni nuestros sueños. Palpitamos vigorosamente, sin narrarnos en este espacio, como debemos o, al menos, como queremos. Retomo un poco nuestra escritura, sin saber qué salga en el intento.

Curiosamente, siento que ésta es una etapa en la que he visto caer a otras voces de este mundo cibernético: los peques llegan a una edad más verbal, más activa, más independiente (si cabe decirlo), más… no sé, sensible y sentida, y nosotros, sus voces en la blogosfera, nos sumimos en una intermitencia casi muda. ¿Voluntaria? ¿Natural? ¿Sincera? No tengo respuesta.

En nuestro caso, tengo una aproximación apenas: nos materializamos -la palabra es de lo más inoportuna, la verdad- en la vida misma, sin pausas, sin voces, sin razonamientos, sin preguntas. Fluimos, sentimos, vivimos… y eso apenas nos da espacio para levantarnos, jugarnos, trabajarnos -sí, un poco-, reunirnos, bailarnos, hablarnos, caminarnos y dormirnos. Crecemos al lado de esos pequeños motores de nuestra vida y, como ellos, toda nuestra energía se concentra en hacernos grandes (por fuera y por dentro: como padres, como esposos, como amantes, como familia, como hijos, como amigos…). ¿Resultado? Los proyectos mentales terminan estando suspendidos, y las palabras escritas en esta casita pasan de la boca al tacto, el olfato, la vista, el gusto, el oído. Verbalizar (como intento hacerlo ahora) es TODO un ejercicio.

La buena noticia (bueno, no es que ésa sea mala, es sólo que extrañamos también nuestras tertulias en esta casa) es que de una manera indescriptible siento -¡sentimos!- equilibrio. Y no quiero decir con ello que el caos se condense en pasar momentos en esta suma de unos y ceros que conforman el espacio cibernético. En lo absoluto. Quiero señalar simplemente que paralelo a estos silencios ha crecido una armonía que, sin saber, echaba muchísimo de menos. A lo mejor todo se deba a que he pasado un poco de ser mamá con todas las letras básicas (de quien depende totalmente esta chiquita que me acompaña) a ser mamá con letras más complejas, que juega con, conversa con, camina con, piensa con… Dos años y ocho meses dan como resultado a una chiquita que cuenta por sí misma y que necesita oídos y manos y corazón que la acompañen en sus historias –someone to count on, dirían algunos. También he retornado un poco más a una vida que (a pesar del verbo) no es la de antes: escribo, leo, bailo (y adoro hacerlo)… Vuelvo a navegar en mí misma, en cuerpo y alma, y es bonito.

En resumen: me explico menos. Pero vivo, no sé si más (y no debería a lo mejor usar la primera persona del singular para relatar este asunto), pero sí intensamente. Corrijo: vivimos. Y no dejaremos de contar porque a fin de cuentas es un placer y un oficio riquísimo. Pero sí dejaremos, cuando menos por un tiempo, de pensar en proyectos (y no olvido los inspirados por Victoria), en fijarlos en el tiempo. De hecho, creo que justamente lo que menos quiero es fijar… por oposición, anhelo movimiento -quizás es una secuela de mis clasecitas de baile, cuatro veces por semana y una vez por interpuesta persona, con la chiquita, mariposa.

Así que ahora, y esto sí toca en primera persona, veo, huelo, toco, pruebo, oigo, observo, me embriago, palpo, degusto, escucho. Y paso revista cada tanto en esta casita… pero si no hablo, si no escribo, si no cuento… saben que volveré en algún momento a hacerlo. Porque sí, no dejaremos. Contaremos. Un abrazo, mamás lindas. Creo que el silencio no será ni mucho menos eterno. Sólo estamos creciendo. Besos.

PD: El video se lo debo a Caterina Pérez, una mamá-diseñadora-soñadora maravillosa que sí que es capaz de plasmar el equilibrio sin explicar tantas cosas. No dejen de verlo… de algún modo ilustra un estado del alma, creo, ahora nuestro. Otro beso.

PD2: Encontré un blog precioso (que ahora no disfruto, pero que dejo aquí para ver luego) con actividades para hacer con chiquitos preescolares. De una mamá, soñadora e inquieta, por supuesto: Crea momentos. Pronto volvemos. 😉

Anuncios

Entry filed under: En nuestra casita. Tags: , , .

Intimidad “Rápido, rápido”

6 comentarios Add your own

  • 1. Leo  |  13 abril 2012 en 04:28

    Al leer el título del post he pensado, no puede ser, ¡¿¡nos abandonan!?! Pero bueno, luego ya me he quedado más tranquila viendo que no…
    Pero tienes razón, hay mil cosas por hacer con nuestros hijos y eso a veces supone dejar de hacer muchas otras… o dejar de hacerlas con la frecuencia habitual! Pero bueno, todo es cuestión de buscar huequecitos 🙂

    Responder
  • 2. María José  |  13 abril 2012 en 04:28

    Donde pone Leo poner su mamá 😛

    Responder
  • 3. ahurtadot  |  13 abril 2012 en 10:16

    Si señora. Creo que llega un momento en que los cambios no son tan abruptos ni tan frecuentes, es que los dos primeros años en la vida de un niño (y de sus papás) son una locura, llenos de novedades, preguntas, dilemas, etc. Y llega un momento de equilibrio, de calma…o aunque no sea así por lo menos uno de mamá está más adaptado, más tranquilo…no se. Yo simplemente no volví a actualizar el blog, y aunque me da pesar (entre otras porque no dejé tan registrados los momentos de la vida de SImón como lo hice con Gabi), creo que también es porque ya no necesito tanto esa catarsis, y está bien también! hace poco leía mi última actualización y veo que en un año exacto no muchas cosas han cambiado, cuando antes en un mes pasaba de todo. Ahora pasan cosas pero tal vez a otro nivel…no sabría explicarlo muy bien, pero no puede ser coincidencia que muchas bloggeras paren o aunque sea bajen el ritmo cuando los peques llegan a cierto momento de la vida.
    Igual aquí estamos 🙂 un abrazo!

    Responder
  • 4. Nadia  |  13 abril 2012 en 10:33

    Ay sí, me digo algunas veces: no tengo tiempo…. y después me doy cuenta que sí tengo tiempo pero escribir no es mi prioridad… sin embargo lo extraño mucho, porque para mi lo que guarda mi débil memoria son las fotos y lo que he escrito… adoro releer y revivir lo que pasó que de otra forma me es casi imposible….. Creo que los dos años de los pequeños son intensos… ellos son pequeños aún pero no bebés….empiezan a buscar su voz y son una delicia para ver, me tumba en energía y creo que es eso…. pero recuerdo como con mi hijo mayor poco a poco esta etapa intensa pasó y vienen otras etapas diferentes pero lindas también….. te leo siempre aunque no te haga sentir mi presencia…. muchos besos para ustedes

    Responder
  • 5. Sandra  |  14 abril 2012 en 06:34

    Hola preciosa, te contesto a la pregunta… ¿y si dejáramos de contar? pues digo yo que seguiríamos contando pero de otra forma, quizas sintiendo y fluyendo… lo importante es que conteís momentos felices, da igual como sea. Un abrazo a la casita entera 🙂

    Responder
  • 6. Victoria  |  21 abril 2012 en 17:13

    Es cierto, todo se va acomodando, y a uno se le van pasando las preguntas, la novedad, la, digamos, con permiso de todas, in-ten-si-dad 😉 Yo, de todas maneras, sigo escribiendo, porque no hay nada que me guste mas! Estoy retirada de proyectos de arte, casi que me jubilo ya, muchas gracias. Por los demas proyectos, vamos avanzando, en el exilio, necesito el orden que me dan 😉
    Un abrazo. Si no te veo, no es no que me oigas, je,je. Abrazos!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

abril 2012
L M X J V S D
« Mar   May »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: