“Trabajar menos y producir de forma inteligente”

6 diciembre 2011 at 08:13 5 comentarios

Esas son las palabras centrales de un artículo sobre la conferencia “El decrecimiento: ¿una alternativa al capitalismo?”, de Serge Latouche, publicado en El Diario de Navarra. Y aunque la conferencia fue hace casi un año, en Pamplona, España, sus planteamientos no están mandados a recoger.Comparto el texto (que es apenas un abrebocas) y una entrevista con este economista y filósofo francés: creo que nos viene bien pensar en consumir menos justo ahora, cuando con la excusa de la Navidad y los Reyes todo el sistema occidental nos dice “compremos, compremos, compremos”.

Según las mismas palabras de Latouche: “La gente feliz no suele consumir” y es posible (y necesario) vivir con menos. Esto ha dado lugar a un movimiento que se denomina “decrecimiento” y que tiene adeptos en lugares tan variados como Navarra, justamente, en España, y que plantea, entre otras cosas, la necesidad de un replanteamiento de la necesidad de un crecimiento infinito en un mundo finito (lo que, en otras palabras, implica racionalizar nuestra realidad). Desde esta perspectiva, debemos consumir menos, relocalizar nuestro consumo (y aprender a disfrutar y mejorar nuestros entorno inmediato, consumiendo los productos de la zona en la que vivimos y disminuyendo, de esta manera, el absurdo impacto ambiental que supone el consumir -y parcialmente envenenarnos- productos que tienen su origen a miles de kilómetros de nuestro hogar.

Para ilustrar la entrada, dejo -antes de este texto introductorio- dos videos con una entrevista realizada en 2005 a este economista francés, además, por supuesto, del texto prometido. Me encantaría saber qué piensan al respecto. En casa, nuestro intento de vivir una vida simple encaja perfecto en estas propuestas… y creo que después de leer el texto y ver la entrevista (que dura un poco más de 16 minutos) se justifica mucho más. 😉

Serge Latouche: “La gente feliz no suele consumir”
“Propone vivir mejor con menos. Profesor emérito de Economía en la Universidad París-Sud, es una de las voces mundiales del llamado movimiento por el decrecimiento.”

GABRIEL ASENJO.. PAMPLONA. Viernes, 11 de febrero de 2011 – 04:00 h.
“Nacido en Vannes (Francia) hace 70 años, ante un público que le escuchaba sentado hasta en los pasillos de acceso al salón de actos del Colegio Mayor Larraona de Pamplona, subrayaba ayer noche que el actual ritmo de crecimiento económico mundial es tan insostenible como el deterioro y la falta de recursos en el planeta.

“Invitado por el colectivo Dale Vuelta-Bira Beste Aldera, y bajo el título de su conferencia El decrecimiento, ¿una alternativa al capitalismo? , reclamó que la sociedad establezca una autolimitación de su consumo y de la explotación medioambiental. Desde su punto de vista no se trata de plantear una involución sino acoplar la velocidad de gasto de los recursos naturales con su regeneración.

“Especialista en relaciones económicas Norte / Sur, premio europeo Amalfi de sociología y ciencias sociales, su movimiento decrecentista, nacido en los años 70 y extendido en Francia, defiende la sobriedad en la vida y la preservación de los recursos naturales antes de su agotamiento. A su juicio, si el decrecimiento no es controlado “el decrecimiento que ya estamos experimentando” será consecuencia del hundimiento de una forma de capitalismo insostenible, y además será desmesurado y traumático.

“Una bomba semántica. Afirma Serge Latouche que el término decrecimiento es un eslogan, “una bomba semántica provocada para contrarrestar la intoxicación del llamado desarrollo sostenible”, una forma de pensamiento, la sostenibilidad, extendida por el economicismo liberal de los años ochenta, y que propicia pagar por todo, “por ejemplo, en el caso del trigo, obliga a pagar por los excedentes, por su almacenamiento y también hay que pagar por destruir los sobrantes”. “Deberíamos hablar de A-crecimiento”, dijo como una invitación hacia la reflexión sobre nuestro estilo de vida, incluso sobre la exhibición de los superfluo y el enriquecimiento desmesurado.

“Desde su punto de vista “vivimos fagotizados por la economía de la acumulación que conlleva a la frustración y a querer lo que no tenemos y ni necesitamos”, lo cual, afirma, conduce a estados de infelicidad. “Hemos detectado un aumento de suicidios en Francia en niños”, agregó, para aludir más adelante a la concesión por parte de los bancos de créditos al consumo a personas sin sueldo y patrimonio como sucedió en Estados Unidos en el inicio de la crisis económica mundial. Para el profesor Latouche, “la gente feliz no suele consumir”.

“Sus números como economista aseguran que le dan la razón: cada año hay más habitantes en el planeta a la vez que disminuyen los recursos, sin olvidar que consumir significa producir residuos y que el impacto ambiental de un español equivale a 2,2 hectáreas, y que cada año se consumen 15 millones de hectáreas de bosque “esenciales para la vida”. “Y si vivimos a este ritmo es porque África lo permite”, subrayó. Para el profesor Latouche, cual cualquier tipo de escasez, alimentaria o de petróleo, conducirá a la pobreza de la mayoría y al mayor enriquecimiento de las minorías representadas en la grandes compañías petroleras o agroalimentarias.

“Trabajar menos y producir de forma inteligente. Tachado por sus detractores de ingenuo, postuló trabajar menos y repartir el empleo, pero trabajar menos para vivir y cultivar más la vida, insistió. Desde un proyecto que calificó como “ecosocialista”, además de consumir menos, la sociedad debería consumir mejor, para lo cual propuso producir cerca de donde se vive y de forma ecológica para evitar que por cualquier puesto fronterizo entre España y Francia circulen hasta 4.000 camiones a la semana “con tomates de Andalucía cruzándose con tomates holandeses”. Finalizó con una alabanza al estoicismo representado en España por Séneca: “No se obtiene la felicidad si no podemos limitar nuestros deseos y necesidades”.”

(Por cierto, si quieren ver las conferencias del encuentro que dio lugar a este texto, pueden hacerlo en este link. Yo aún no las veo, pero después de esta entrada, me animaré a hacerlo.)

Entry filed under: Recomendados, Simple Living. Tags: , , , .

Alinear y guardar (y un poco más sobre homeschooling… ¡con links de recursos online!) Organizar la casa

5 comentarios Add your own

  • 1. Ainhoa  |  7 diciembre 2011 en 15:32

    Completamente de acuerdo, aunque nos vemos tan bombardeados por todos lados que a veces es dificil darse cuenta de lo que realmente necesitamos y lo que no. Yo intento “reciclar” al maximo, juguetes, ropa… y si tengo cosas que por cualquier razon no uso intento buscar a alguien que si las usaria. Me niego a comprar elecrodomesticos nuevos si los que y tengo funcionana…La pena es que no soy nada “manual” y soy incapaz de coser, hacer juguetes con mis propias manos… pero lo intento de vez en cuando sin resultados demasiado buenos

    Responder
  • 2. andrea  |  12 diciembre 2011 en 21:45

    Hola, tambien estoy de acuerdo con la postura de Lalouche y me complacer comprobar que mi marido y yo no somos dos locos aislados del mundo… que hay gente, en la Argentina y en el mundo, que hace rato que despliegan estas ideas de menor consumo, cosumo responsable y sustentable. Es cierto que es mas trabajo, requiere mas creatividad y tiempo, pero creo que estar tranquilo con uno mismo y con el tipo de crianza y valores que quiere transmitir a nuestros hijos, vale el esfuerzo.
    Gracias!

    Responder
  • 3. otrascampanas  |  13 diciembre 2011 en 15:33

    Este pensamiento del decrecimiento me cambió completamente la cabeza ahora disfruto mucho mas HACER cosas que PAGAR porque alguien las haga.
    Una de esas cosas disfrutables que en mi caso puedo hacer es andar en bici y arreglar mi propia bici!
    Dejo un link a un comentario sobre este aspecto en mi blog.
    http://otrascampanas.wordpress.com/2011/09/11/todos-a-la-bici/

    Abrazos

    PD: quisiera repostear ese artículo en otrascampanas como debo hacer la citación?

    Responder
    • 4. lacasitadeirene  |  13 diciembre 2011 en 21:54

      Gracias por tus palabras. Si lo que quieres es citar el texto de Latouche sólo debes poner la fuente del periódico (que encuentras debajo del link en el que se menciona en la introducción). Si quieres repostear nuestro texto, simplemente deja el link de origen para quien quiera verificarlo. 😉 No sé si la respuesta es clara, si no, tan sólo avísanos para precisar lo que sea necesario. Saludos, A.

      Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

diciembre 2011
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: