¿Y si optáramos por hacer escuela en casa?

3 noviembre 2011 at 11:10 8 comentarios

Llevo meses leyendo -cada vez más atentamente- blogs de mamás y papás que practican Escuela en casa (o Homeschooling, como se conoce en inglés). Irene aún está lejos de empezar su escolarización; sin embargo, mientras más leo -y husmeo- sobre estas experiencias, me siento más inclinada a hacerlo… al menos como un intento. Tengo cerca de dos años para pensarlo… y una chiquita que me inspira cada día más. Obviamente, la primera pregunta es por qué quiero hacerlo. (¡Uff, no es fácil sintetizar una respuesta! Aquí va mi intento.)

Estos dos años con Irene han sido un total aprendizaje para nosotros. Y no sólo como papás: descubrir la capacidad (y deseo) de conocer y explorar de nuestra chiquita nos ha abierto las puertas a un universo realmente desconocido, que desborda cualquier expectativa y hace tambalear cualquier idea anterior que tuviéramos sobre la educación. Tener a nuestra pequeña en casa, sin guardería, además, nos ha revelado el potencial casi siempre oculto de los niños y su florecimiento -la palabra suena extraña, pero se ajusta a la sensación que tengo- en espacios de respeto, amor y atención particular.

Hasta aquí, todo suena un poco filosófico, pero puedo asegurar que en la práctica esto es perfectamente tangible y satisfactorio. Sé que no se puede comparar la formación de un niño de 2 años con la de uno de 7 o uno de 15, pero sí siento que esa máxima que reza que cada niño es un universo se ajusta perfectamente a la idea de que una educación personalizada y amorosa propiciará el mejor desarrollo de un pequeño.

En nuestro barrio

Y aterrizo con ejemplos: nuestros vecinos educan en casa a sus niñas (de 4 y 7 años) con resultados que -por lo menos hasta donde veo- se ajustan a los esperados en un colegio para niños de su edad. Siguen un currículo particular y cuentan con un ritmo claro de horarios, que se ajustan a las necesidades de su hogar, y la escuela en casa no significa ningún limitante para el desarrollo. Sus niñas, además, son simpáticas, juguetonas y amorosas, y padecen muchas menos enfermedades que mis sobrinos (que son bastante saludables) y los hijos de mis amigos, escolarizados desde los dos años. Obviamente -y no sobra aclarar- estoy hablando de una familia extranjera que siempre ha seguido ese modelo y que lo ve como algo natural. En Colombia, al menos hasta donde yo conozco, el Homeschooling no es una práctica común, a pesar incluso de que no exista ninguna ley que lo prohíba (al igual que en España, lo que tenemos es un vacío legal).

Pues bien, ese caso y la experiencia -apenas en sus inicios- de Náhuatl, me han hecho cambiar los prejuicios naturales de mi entorno (no alguno que diga que la escuela en casa es mala, sino aquellos que apuntan a que el colegio externo es la única vía que existe para formar académicamente a un pequeño). Adicionalmente, he empezado a entender que no necesito ser una sabia para suplir todas las áreas de conocimiento de mi pequeña (para eso existen los currículos, las clases extracurriculares y los profesores especializados a domicilio) y que no asistir al colegio no limita en lo absoluto el desarrollo social de un chiquito.

No quiero decir con esto que ya he tomado una decisión al respecto, pero sí que siento menos lejano e inviable el asunto… y que estoy realmente inclinada a hacer un intento (así sea en pre-kindergarten, con o sin currículo. El razonamiento de Náhuatl para decidir hacerlo con su hijo me ayudó a terminar de cambiar el chip. Muchísimo).

Cómo lo haríamos si nos decidimos

Inicialmente, estoy considerando estructurar un poco más mis rutinas con Irene, no basada en un currículo (aún es muy pequeña), pero sí inspirada en proyectos que ella misma quiera desarrollar. Es decir, si ahora practicamos el juego libre casi todo el tiempo, y pintamos, leemos, bailamos y paseamos cómo y cuándo queremos, mi idea es que lo seguiremos haciendo, pero potenciando las inquietudes y preferencias que van apareciendo en ella.

Con esto no quiero decir que ahora no lo hagamos, si no que quiero asumir el reto de integrar esa “rutina” a actividades particulares (en mi cabeza, no como una obligación pero sí como un propósito valioso). Para concretar, pongo un ejemplo: ahora que nuestra chiquita anda enloquecida con las hadas, quiero hacer con su ayuda un tapiz para que juegue con ellas (con el fieltro sobrante de su disfraz): un gran campo con animales, árboles y flores, que recortemos y peguemos juntas y que después nos sirva para jugar (la idea me surgió de acá).😉

También quiero buscar algunos cursos externos (de baile o música) para ella. Veremos qué decidimos al respecto. Y, finalmente, según marchen las cosas, decidiremos si llegando la hora de entrar a su primer curso nos aventuramos a hacerlo con un currículo (Epysteme es la opción que he visto hasta ahora para hacerlo en español -pero en inglés hay muchísimas opciones más-… y me parece válido hacerlo de este modo, por el vacío legal que existe en nuestro país. Creo que si optamos por hacer escuela en casa, lo mejor es hacerlo con una guía y una certificación que nos permita en el futuro ingresar -si es el caso- sin contratiempos en la educación formal). Si no optamos por la escuela en casa, seguramente como la mayoría de los chiquitos Irene irá a un colegio externo… Veremos (por ahora, cada vez me inclino más a o no hacerlo. Más sabiendo que existe la posibilidad de estudiar “con certificado” en nuestro hogar).

Así que si les inquieta el asunto, les dejo algunos links que me parecen interesantes al respecto. Todas las sugerencias o recursos adicionales que conozcan, son más que bienvenidos. Mi idea, como verán, es tratar de tener todas las herramientas posibles para reflexionar.

Y tres videos más:

(Las partes 2, 3 y 4 de este video las pueden ver siguiendo los links ocultos tras los números)

Entry filed under: Crianza, Educación, En nuestra casita. Tags: , , .

Voló, comió dulces y bailó ;) Cambiar paradigmas: ¿matan las escuelas la creatividad?

8 comentarios Add your own

  • 1. Náhuatl Vargas  |  3 noviembre 2011 a las 17:43

    Que emoción, me parece buenísimo, ya te irás enamorando del proceso.

    Responder
  • 2. María José  |  4 noviembre 2011 a las 11:15

    Uf, pues es una decisión súper importante. Yo no conozco ningún caso personalmente, pero sí de gente que a través de los blogs cuenta su experiencia y de algunos reportajes de televisión. Debe ser una tarea difícil, aunque muy gratificante para la que hay que tener sibre todo tiempo y voluntad.
    ¡Animo sea cual sea la decisión final!

    Responder
  • 3. Victoria  |  5 noviembre 2011 a las 05:58

    Me quedan un monton de opiniones en la cabeza, que ire anotando y pensando y te contare despues. De paso me sirve para aclarar como (con tilde en la primera o) es que yo pienso. De repente, como tu dices, cuando uno tiene hijos en edad pre y escolar, lo que parecia tan natural (ir al colegio, cualquier colegio) se vuelve tan complejo. Hay colegios mas tradicionales, menos tradicionales, colegios enfocadas en las artes mas que en los deportes, o lo contrario, colegios mixtos, colegios del mismo sexo, y eso solo para empezar. Cuando entras al colegio (en nuestro caso) te empiezas a dar cuenta de mas y mas cosas. Es un tema fascinante, que sin duda tengo que aterrizar con lapiz y papel. Me emociona saber que cuento con un interlocutor interesado!

    Responder
  • 4. Karina  |  7 noviembre 2011 a las 03:45

    Es una decisión importantísima, y claro, depende de cada familia. Yo no conozco ningun caso cercano, sólo lo que he leido y parece que es una labor muy difícil. Creo que depende de cada familia, si puedes, te ves capaz y crees que tienes aptitudes para hacerlo me parece una idea fabulosa!

    Ya nos irás contantdo…

    Responder
  • 5. airamasor18@hotmail.com  |  26 noviembre 2011 a las 13:05

    Hola!!! antes que nada quiero felicitarte por tu blog esta super interesante me presento soy Rosi ,soy peruana y vivo en USA! desde hace 8 años,.. tengo un niño de 6 años a quien le hago homeschool !
    Yo soy “a Full time mommy and wife”🙂 y mi hijo nunca habia ido a guarderias y hemos tratado de ir de la mano aprendiendo juntos desde bebito.
    el Homeschool fue algo que habiamos considerado seriamente con mi esposo desde que nuestro niño era bebe, a mi siempre me ha gustado enseñarle las letras, los numeros ,.. a la edad de 3 añitos ya sabia deletrear algunas palabritas….el pre- kinder lo hice sin curricula, compre un libro de “kindergarten” (sin ninguna intension de presionarlo o adelantarlo simplemente como guia) y mi hijo lo comenzo a hacer sin problemas😀 ..

    Luego el sgte año, por cuestiones de reglas del distrito del condado donde vivimos ( NO comenzar homeschool sin tener un año previo en una escuela publica) tuvimos que enrolarlo en la escuela a cursar el Kindergarden,.. si bien es cierto tuvo muchos amiguitos los que ahora no los echa de menos, a el le parecio facil todo lo que hacia en cuanto a lo academico, por eso se enfoco eso hacer amiguitos, y se me me enfermaba mucho y a las finales me cogio unos malos comportamientos y un lenguaje que me costo mucho quitarselos!

    Este año comenzamos con la educacion en casa en primer grado
    usamos la curricula de Calvert ,..al principio fue un poco complicado preparar las clases y empaparme de toda la metodologia que la curricula te da …hasta que le agarre el hilo y aca nos tienen vamos en medio año y nos encanta! el Distrito Escolar del condado lo evaluan cada trimestre,..
    En la ultima evaluacion le profesora me dijo que esta en un nivel de lectura de 3er grado lo que me lleno a satisfaccion! ella me dijo que veia en mi niño la dedicacion que le he brindado desde bebito;
    En realidad estamos contentos con esto, tenemos horarios flexibles, yo trato de hacer mis clases amenas, si no entiende algo de lo vuelvo a repetir hasta que de con con el concepto ,.. algo que no sucederia en la escuela ya que la profesora da su clase a un numero de niños y el que capto la clase sera el aplicado al fin del bimestre! en otras palabras esta educacion es muy personalizada.

    Mucha gente questiona la socializacion en los niños pues, el mio tiene suficiente socializacion, hace otras actividades, tiene clases de karate en las tardes, tiene amiguitos del barrio, primos, amiguitos en la Igllesia en su clases de catequesis, a el le encanta la musica estoy buscandole un taller de musica para el,.. no quiero tampoco saturarlo es un niño muy aplicado y desde pequeñito muy habil y lo unico que quiero es que continue asi!
    Saludos desde la Florida!

    Responder
  • […] en meter las fichas en su “cajita”). Mi intuición (mi continuum) me indica que el camino para estructurar un poco su aprendizaje empieza a abrirse ante nosotros. Aún no tengo completamente claro cómo hacerlo, pero confío en que ese mismo sentido común me […]

    Responder
  • […] que es recelosa ante desconocidos (con unos menos, con otros más) como nosotros mismos, pero con todas las ideas de escuela en casa rondando mi cabeza no está de más […]

    Responder
  • […] de la escuela en casa, pero confieso que cuando hablo de ella me refiero, en primer lugar, a un ideal deseable que cada familia verá si puede o no concretar. No sé si nos decantemos en el futuro por ella, pero sí hemos decidido -en parte como […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

noviembre 2011
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: