“Hace popó”

5 julio 2011 at 10:11 3 comentarios

Desde hace unos cuatro meses esa sentencia nos avisa, en labios de nuestra pequeña, cuando su cuerpecito pide pista para hacer el famaso “número dos”. Nosotros celebramos sus pujos y la interrupción de actividades (a veces con distancia incluída) con un “¡qué rico!” y un baile sencillo (que le sirve, por demás, en la dilatación de su culito). No es que hagamos fiesta a todo timbal en casa, pero sentimos que esas palabras y esa danza le ayudan a que se relaje y a que entienda que eso que siente en su pancita es natural y saludable.

Foto tomada de Te quiero verde.

Y aclaro que ésta no es un entrada sobre cómo dejar el pañal. Las caquitas de nuestra pequeña aún llegan felizmente a nuestros pañales de tela. Y no nos molesta. Creemos que ir al baño es un acto que exige una capacidad física que llegará cuando madure más su cuerpo, aparte de que el hecho supone una conciencia natural. En resumen: estamos convencidos de que Irene nos dará las pistas cuándo por sí misma pueda decirle adiós a su pañal.

A parte de ello, sé que existen señales que indican cuando un chiquito va a hacer pipí o caca (Elimination Communication), pero también sé que hay que estar con cuatro ojos atentos para actuar: los bebés no controlan esfínteres, sólo dan indicios de lo que hará su organismo. No fue nuestro caso y aunque me hubiera gustado tener esa sensibilidad, no lo lamento. Por lo tanto, espero.

¿Y si avisa?

Sé que esa oración sencilla conjugada en tercera persona (como si no fuera ella misma la que está “haciendo”) es un acercamiento de nuestra hija a la conciencia de su cuerpo. Cometí el error al principio de creer que enunciarla era un indicio de control de esfínteres, pero no: un día de calzoncitos mojados -y de no ir al baño con éxito- bastaron para entender que darse cuenta de lo que hacía no significa tener control sobre ello. Volvimos al pañal, no sin dejar de pasar por un pequeño episodio de “me aguanto, mejor”… Creo que le daba miedo.

Y ahí fue cuando empezamos con el ¡qué rico! y con el baile sencillo de balanceo. Tres días sin hacer popó (a pesar de necesitarlo… avisando cuando venía el retortijón, pero sin evacuar por miedo) dieron paso a una explicación sencilla pero precisa de todo el proceso: “princesa, no tengas miedo. Ese dolorcito que sientes en la barriguita es normal. A nosotros también nos da. Cuando lo sientas, ya sabes que es tu cuerpecito diciendo que está sano y feliz. Sólo ayúdale un poco para que el popó pueda salir. Son cositas que ya no necesitas para vivir. Haces así (fuercecita y ruidito de pujo) y ya. Si quieres, bailas moviendo de un lado a otro tu cuerpo. Verás que pasa más rápido y duele menos”. Santo remedio.

El proceso ha sido para nosotros también un aprendizaje, no para dejar el pañal (ya llegará el momento), sino para comprender que aunque hacer pipí y popó son procesos naturales entender cómo y por qué pasa es algo que aprendemos y toma tiempo… al menos cuando nuestras edades se cuentan con los dedos de una sola mano.

¿Cómo sabremos que sí es el momento y qué haremos?

Creo que ella misma nos pedirá que no usemos el pañal. Avisará, seguramente, cuando pueda controlar su cuerpo. Y cuando suceda escogerá dónde prefiere hacerlo: en el pañal (quizás para entonces ya no lo tendrá puesto), en el potty o directamente en el baño, con un adaptador para colitas pequeñas que nuestros sobris nos heredaron. Y veremos cómo nos va. Aquí siempre es verano, y vacaciones y atención siempre hay disponibles. ¿Para qué afanarnos? Confío en que la conciencia relajada del hecho sea un paso que facilite y simplifique el proceso. 😉

Dejo algunos links que pueden ser de utilidad. Ah, y como siempre, se reciben ideas y consejos.

Entry filed under: Crianza, Desarrollo, En nuestra casita. Tags: , , , , , , .

La diferencia entre ser tía y ser mamá ¿Miedos?

3 comentarios Add your own

  • 1. María José  |  6 julio 2011 en 22:17

    Este post me viene como anillo al dedo, que en breve empezamos con la operación pañal!

    Responder
  • 2. Anita  |  7 julio 2011 en 09:36

    A Elisa partimos sacandole los pañales en enero porque estabamos en Chile y era verano pero volvimos al invierno y a los pañales… es difícil hacerlo en invierno porque cuando tienen “accidentes” hay que cambiarles toooda la ropa.
    Pero en Junio partimos denuevo con el verano gringo y ya está lista!

    Sus primeras avisadas fueron celebradas por nosotros y su primer popo en el baño me hizo bailar y gritar “Elisa Poooped”¨muy fuerte a Will… despues de saltar de felicidad y decir en voz alta todo tipo de explamaciones me di cuenta de que estaba saltando y feliz por popó….jajaja nunca en mi vida pensé que estaría tan feliz por un popó en el baño

    :p

    y tan choquitita tu bebé y avisando! que bien, creo que ese preoceso para ti va a ser super fácil

    🙂

    Responder
  • […] puedo asegurar que no exagero cuando lo cuento. Nuestra chiquita continuó avisándonos cuándo “el pipí y la popó” -como dice Elmo- v…. Y aunque aparentemente no tenía del todo claro cuándo iba a orinar, sí parecía darse cuenta de […]

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

julio 2011
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: