Archive for 9 mayo 2011

Dx: Bronquiolitis aguda (en bebés) :(

Hemos tenido una semana difícil: lo que parecía el principio de una gripa terminó siendo una inflamación en los bronquiolos de nuestra pequeña que no la dejaba casi ni comer. Tos, tos, tos, tos, tos, tos, fiebre, ojitos llorosos y con ojeras, malestar (a pesar de sus sonrisas constantes y sus ganas de juego), poquísimo apetito y ganas de vomitar después de comer algo (un trocito, la inflamación no daba chance de más) fueron algunos de los indicios. Ah, y moquitos (muchos) transparentes. El comienzo fue simple, pero las complicaciones fueron llegando en crescendo. El jueves en la noche ya no pintaba tan simple y el viernes pasamos todo el día en urgencias. Hoy tenemos una chiquita repuesta, no al 100%, pero sí con muy poca tos y comiendo. Así que dejo nuestra historia y algunos consejos.


Y empiezo con el último: no subestimar ninguna pestecita y bicho que esté cerca y evitar llevar al pequeño a sitios donde sabemos que hay alguna enfermedad contagiosa. Sobrestimé la fortaleza de mi chiquita y la llevé a casa de unos amigos para felicitar a su pequeño -enfermito- que cumplía un año de vida. Irene, por supuesto (es bastante efusiva con los niños), se le abalanzó, lo abrazó, lo besó y etcétera y en el interín el bicho seguramente se le pegó.

¿Cómo se produce?

Voy a simplificar lo que más pueda el asunto para no hacer larga la historia: un bicho (normalmente de gripa) los infecta, produce irritación en las vías respiratorias, flemas y tos. El esfuerzo que hacen los bronquios por sacar a unos y otros de su camino (la savia invasiva del árbol: imaginen los pulmones como un árbol al revés y sabrán de qué va) hace que esas vias (primero los bronquios, después los bronquiolos) se inflamen, cerrándose cada vez más. De ahí que la tos sea cada vez más persistente, que sea seca (a pesar del esfuerzo, el cuerpo no logra soltar la flema que tiene pagada en su “árbol” respiratorio) y que el chiquito casi no pueda tragar (el espacio que queda para respirar es muy pequeño y tragar y respirar ya no pueden ocurrir al tiempo).

Los riesgos

Es una enfermedad muy común en los menores de dos años y requiere tratamiento, pues puede complicarse muy fácilmente y producir una falla respiratoria crónica: si la flema -que, creo, lleva los bichos- no logra soltarse, seguirá su camino hacia los pulmones agravando la enfermedad cada vez mas:  primero con una bronconeumonia (infección en bronquio y el comienzo de las hojitas del árbol -pulmones-) y después con una neumonía (infección en los pulmones).  Estas dos últimas suponen -al menos en mi tierra- casi siempre hospitalización y pueden degenerar en asma hacia el futuro. Por si queda alguna duda, no era una enfermedad que quisiéramos en casa, así que muy juiciosamente aplicamos -además de el clásico acetaminofén y algunos remedios homeopáticos- los esteroides y las inhalaciones que se nos recetaron. Dos días después nuestra chiquita era otra vez un pequeñajo que podía pasar más de dos horas sin toser.

Remedios caseros que funcionan (o al menos que lo hicieron en casa)

No para detener la infección, evidentemente, pero sí para hacerla más llevadera: un humidificador (recomiendan que sea de vapor frío para congestión de las vías respiratorias, y de vapor caliente para la congestión nasal, Nosotros teníamos -prestado- el segundo, pero regulamos temperatura con la sábana que enuncio a continuación y con un recipiente con agua -temperatura ambiente- a su lado), una sábana húmeda sobre la cama de la pequeña, vaporizaciones con eucalipto (al comienzo de la noche), la sagrada cebolla con azúcar al lado de la cama y MUCHO amor (insértese también mucha paciencia, comprensión y cero acoso para comer -no descuidar, eso sí, la ingesta de líquidos. Que sí haya todo el tiempo, por favor). Adoraría dar más detalles sobre el suceso, pero la chiquita ya despertó. Dejo links con información complementaria y con la aclaración de que no somos médicos en casa. Ah, nuestra médica-hermanita del alma nos recomendó ponerle camisetas rojas a nuestra pequeña para fortalezar su chacra de las defensas. No sé si sí, pero creo que para algo sirvió.

😉
Bronquiolitis infantil, causas y tratamiento
Bronquiolitis
Consejos para prevenir la bronquiolitis en los bebés
La bronquiolitis: prevención y tratamiento
Bronquiolitis aguda

Ah, las recomendaciones

  • Es importante que el chiquitín tome mucho líquido para garantizar su hidratación y ayudarle al organismo a drenar (es decir, expulsar, casi siempre en forma de moquitos) los bichos [En nuestra casa, la leche materna se lleva todos los premios en constancia y preferencias de la pequeña].
  • Tener un muñeco en casa que también requiera el tratamiento ;). A nosotros, al menos, nos ayudó muchísimo para simplificar y hacer menos horrible para nuestra chiquita (al menos, cada inhalación).
  • El humidificador no está recomendado en niños con alergías y asma: antes de usarlo, puede ser bueno consultarlo con el pediatra.
  • No dar espera antes de consultar: aunque parezca una gripa simple, si los síntomas no ceden sino que empeoran, es importante ir pronto al médico. La diferencia de tiempo entre una bronquitis, una bronquiolitis, una bronconeumonía y una neumonía puede ser de apenas unas horas (al menos, eso nos dijeron… y creo que es mejor no hacer el ensayo para comprobar).
  • Tratar de que el pequeño duerma semincorporado (medio sentado), para facilitar la respiración. Nosotros lo intentamos, pero fracasamos. 😦
  • Lavarse y lavarle con frecuencia las manos al bebé: dicen que reduce las posibilidades de contagio.
  • Dejar al chiquito en casa mientras pasa la enfermedad: no sólo lo protege de complicaciones sino que además evita propagar el contagio.
  • Y, finalmente, llenarse de comprensión: aunque el pequeño juegue y grite y sonría, está enfermo.

[Y ahora nuestra adenda: Irene hoy cumple 21 meses. ¡El tiempo vuela!]

9 mayo 2011 at 07:01 13 comentarios


De sol a sol

mayo 2011
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías