“…vale más que mil palabras”

13 abril 2011 at 03:14 9 comentarios

Hace unos días compartía el trailer de un documental (que aún no he visto completo, pero que espero encontrar pronto) titulado Bag it. Anexaba unas imágenes que mostraban la gran contaminación que generamos con el plástico, además de explicar por qué estaba de acuerdo con la idea de eliminar el plástico de nuestra vida. No hablé del cáncer, ni de las posibles incidencias que genere en la salud, sino de lo mucho que tarda en degradarse. Y aunque esto último no hace menos importante lo primero (ya hay bastantes estudios que lo demuestran), hoy vuelvo a insistir en el tema porque después de ver la secuencia de imágenes de donde proviene la que dejo hoy no me cabe la menor duda de que debemos hacerlo.

Fotografía de Chris Jordan.

Quiero eliminar por todos los medios el plástico de nuestra vida: de las bolsas de los supermercados -ya usamos de tela, homemade, para las compras y para almacenar alimentos en nuestra nevera, de los empaques de alimentos, de productos de aseo, de juguetes, envases,… Sé que no es fácil, pero también creo que si al menos lo tengo en mente puedo empezar a hacerlo. Ello,  aunque sea mínimamente, en algo ayudará a disminuir su producción mundial. Eso y la posibilidad de tener una vida más saludable en casa valen -y mucho- el esfuerzo.

Con respecto a la imagen, hace parte de una serie titulada Midway: Message from de Gyre, disponible acá. La encontré en la web Life Without Plastic (con artículos muy interesantes al respecto), acompañada de una nota aclaratoria -que no está de más- que señala que no hubo ninguna intervención en las fotos, ni antes ni después de tomarlas. El plástico que se ve dentro de los animales (albatroces bebés) llegó allí porque ellos se lo comieron (cuando sus mamás confundidas por sus colores y aspectos llamativos se los trajeron desde el mar). Los pájaros, por supuesto, murieron por intoxicación, por pérdida de espacio en sus estómagos para la comida de verdad o por ahogamiento. No sé si también puede darles cáncer. Igual, seguramente no será necesario hacer una prueba forense para saber que los mató el plástico (inserte cara de rabia y dolor profundo acá).

La secuencia fue tomada en septiembre de 2009 en una pequeña isla del Pacífico. Tiene un video que pueden ver, si se animan, al final de esta entrada. Casi me saltan las lágrimas. Dejo, además, un apartado del texto publicado junto con la foto:

“These photographs of albatross chicks were made just a few weeks ago on Midway Atoll, a tiny stretch of sand and coral near the middle of the North Pacific. The nesting babies are fed bellies-full of plastic by their parents, who soar out over the vast polluted ocean collecting what looks to them like food to bring back to their young. On this diet of human trash, every year tens of thousands of albatross chicks die on Midway from starvation, toxicity, and choking.

To document this phenomenon as faithfully as possible, not a single piece of plastic in any of these photographs was moved, placed, manipulated, arranged, or altered in any way. These images depict the actual stomach contents of baby birds in one of the world’s most remote marine sanctuaries, more than 2000 miles from the nearest continent.”

Y un diario en video (hay más de uno, todos los pueden encontrar aquí) del momento en el que encontraron el primer albatros y otro en el que muestran cuánta basura plástica puede encontrarse, rápidamente, en una playa (que no es Santa Mónica, California, por cierto. Una mucho menos poblada).😦

Y para rematar, dejo un video de dos minutos que muestra cuántas veces puede llevarse un bebé de 9 meses las cosas a la boca… ¿y si son plásticas? La música es simpática y la imagen también. El contenido, sin embargo, sopesado racionalmente, pone a pensar. Mi fuente, otra vez Life Without Plastic. ¡Aghhhh!

Entry filed under: Educación, En casa, En nuestra casita, Recomendados, Simple Living. Tags: , , .

Menos cosas, más felicidad: las bondades del vinagre (para cocinar, para limpiar y para el aseo personal) ¿Nos cambia la vida ser papás?

9 comentarios Add your own

  • 1. Anita  |  13 abril 2011 a las 09:58

    LOVE IT
    deberiamos hacer una campaña entre mamás para todas deshacernos del plastico. Aveces es dificil eliminar el plastico de lños juguetes y para nosotros fue super dificil decirle a nuestra familia que porfavor no compraran juguetes para Elisa (muchos son toxicos, con bpa y ademas dañan al medio ambiente) pero igual le regalaban.

    Creo que partir reciclando y usando bolsas de tela o de esas gruesas para el supermercado es un primer paso. Hagamos una campaña? haber si otras mamás se animan!

    Responder
  • 2. Gabriela G. M.  |  13 abril 2011 a las 11:27

    Yo me uno, he tomado medidas de no usar bolsas de plastico del super, llevando mis propias bolsas de tela y gurdando en el refri en refractarios de vidrio, ya no compro agua embotellada ahora tengo mis botellas de relleno y una jarra de vidrio en la oficina, a mi hija le mado su lonchera con puros toppers y han empezado en su escuela una campaña de di no a la basura,

    “Me uno a su campaña”

    Responder
  • 3. María José  |  14 abril 2011 a las 02:54

    Uf, qué escalofrío ver esa imagen!!! (y en mi estado, más😦 )

    Responder
    • 4. azulitoclaro  |  14 abril 2011 a las 08:36

      Lo siento mucho… pero es la triste realidad.😦

      Responder
  • 5. Andrea  |  14 abril 2011 a las 15:40

    Pues Ángela, yo cada vez admiro mas a la gente!! Y a ti te admiro ve jajajaja
    No se como haces para evitar el plástico. (Al nivel que lo haces claro)
    Yo soy antiplástico pero hay cosas que no se como quitarlas de mi vida. Por ahora estoy en el paso de Anita, uso bolsas de tela en la compra, en mi casa reciclo todo lo que puedo y uso los pañales de tela, pero de resto no mucho mas.
    Yo me uno a la campaña!
    Voy a meterme un poco mas en el tema de sacar el plástico de nuestras vidas y luego les contaré como nos va.
    Como siiiempre, muy buen post.
    Besitos

    Responder
    • 6. azulitoclaro  |  14 abril 2011 a las 20:16

      No creas, Andrea. No lo he logrado aún en el nivel que quiero, pues como a ti hay cosas que me cuestan muchísimo (la leche empacada siempre en bolsa, por ejemplo. ¿Por qué no pueden envasarla nuevamente en los clásicos envases de vidrio reutilizables que me tocaron en mi infancia… ¡ni siquiera tenían tapa plástica, era de alumnio! En fin). Pagaría con gusto más dinero por cosas como esas, pero creo que necesitamos un cambio profundo para llegar a ello. Pero estoy convencida, como Anita y como todas, de que esos pequeños cambios que podemos hacer comunes en nuestras casas pueden ser definitivos (el primero parecerá difícil, pero mi experiencia me ha enseñado que una vez das un paso, es casi automático que empiecen a darse todos los demás… porque lo estás conscientizando). Cuando menos serán determinantes para nuestra familia… y para los hijos de nuestros hijos.

      El reto que tengo ahora mismo es con los alimentos que vienen empacados en plástico (casi todos, caramba). Creo que si uno el tema a evitar alimentos procesados (casi todos los que vienen con plástico son de ese tipo) iré por mejor camino. Lo otro será cambiar nuestra vajilla infantil (plástica, por supuesto) y nuestros vasos (me apunto a unos de acero típicos de los indios -de la India, quiero decir-). Y luego, los cucharones de cocina, algunos recipientes de almacenaje de comida, las bolsas de la basura (aún no he hecho unas que tengo pensadas con tela impermeable, que se puedan reutilizar) y los juguetes de Irene. He descubierto con horror que casi todos son plásticos (y cada vez que veo la foto del albatros me provoca llorar), pero más vale tarde que nunca. Ahora tengo la inquietud de descubrir cuál es la mejor manera de desechar todas esas cosas plásticas (¿quemarlas, enterrarlas?) porque no quisiera botarlas simplemente a la basura.

      En resumen, no soy muy distinta a ti ni a ninguna de nosotras y -como todas- tengo el mejor de los motivos para tratar de vivir una vida más respetuosa con nosotros mismos y nuestro entorno: nuestros hijos. Me apuntaré a una lonchera de tela para el colegio (a lo mejor hasta yo misma la coso), a bolsitas de tela para empacar las meriendas dentro de ella y a envases de vidrio para almacenar ciertos alimentos. Veremos cómo nos va. Ahhh y acepto por supuesto la invitación de Anita para iniciar un movimiento de ¡No más plástico! (nunca más). Por cierto, si alguien tiene sugerencias para reemplazarlo, son bienvenidas (se pueden usar, por ejemplo, con confianza, envases metálicos para las loncheras o el agua? ¿Cómo podemos desechar de un modo seguro el plástico que ya tenemos en nuestro hogar?). Un abrazo fuerte para ti y para las pequeñas. Y para todas las demás mamás y papás. Gracias por pasar por esta casita y por compartir también sus propias experiencias. Es un gustazo tenerlas tan cerca.😉

      Responder
  • 7. Andrea  |  14 abril 2011 a las 15:54

    Ahh Matilda también lleva todo en tupperware al colegio.

    Responder
  • 8. Karina  |  15 abril 2011 a las 02:30

    Nosotros desde ya hace bastantes años reciclamos en casa, pero realmente no te das cuenta del horror que puede causar algunos errores u olvidos de plástico hasta que ves imágnes como estas!!!

    Creo que con pequeños esfuerzos poco a poco iremos consiguiendo erradicar el mal uso del plástico.

    Desde mi punto de vista es cuestión de mal uso, no tanto del uso que se le da, sino de cómo después no se aplica el reciclaje a todo.

    Saludos!!!

    Responder
  • […] Pues parece que sí, que existe una manera de utilizar bolsas plásticas que se descomponen en la tierra… no sé si dejando residuos tóxicos -espero que no, sinceramente-, pero al menos no encapsulando desechos por cientos de años (y representando un riesgo importantísimo para el equilibrio de la naturaleza -casi ni quiero recordar imágenes como la de los albatroces bebés muertos con sus estómagos llenos…. […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

abril 2011
L M X J V S D
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: