Me hago mayor

25 febrero 2011 at 06:30 7 comentarios

Esta expresión, tan española, describe claramente los comportamientos que tiene desde hace algunas semanas nuestra Irene: aparte de imitarnos -como es natural- cuando hablamos, comemos, nos movemos, nos reímos y un largo etcétera, esta pequeña quiere sentarse en nuestras sillas, usar nuestros zapatos, contestar el teléfono de casa por sí misma, escribir en el computador… Y no porque tenga el mismo tamaño que nosotros. No. Porque ella se está “haciendo mayor”.😉

Y que conste que pensando las cosas fríamente, quizás es más adecuada la expresión “hacerse mayor” a “crecer” o al típico “cómo está de grande” latinoamericano (válido cuando se habla de un niño en etapa de crecimiento, pero insuficiente para los adultos -a los que no nos queda de otra que “estar viejos”. ¡Plop!). Eso, sumado a los resultados de un estudio hecho en la Universidad de Viriginia, en EEUU, del que hablaba en otra entrada hace algunas semanas y que demostraba que incluso a los 27 meses los niños no tienen aún una concepción clara de su tamaño -hoy incluyo algunos videos que parecen originales del estudio-, revela cómo desde pequeños nos cuesta ser mayores.🙂

Dejo los chistes. Lo cierto es que descubrir el acelerado crecimiento emocional e intelectual de nuestra hija (que sigue también creciendo físicamente, por supuesto, pero ahora a una escala distinta a la de sus primeros meses, cuando la ropa le servía por unas semanas no más), me sorprende hasta lo indecible. ¡Ya hasta tenemos recepcionista! Y contraparte parlante que no deja de comentar y hablar. Sólo espero que cuando “sea mayor-mayor” de verdad, recuerde cómo vivíamos ahora, cómo intentábamos disfrutar a su lado cada día y cómo buscábamos disfrutar más que acumular. No sea que caiga en la trampa de cargar caras largas o de buscar títulos-objetos-y-aplausos que se quedan flotando, lejos, en el espacio. Hazte mayor, mi niña, con la misma sonrisa con la que caminas arrastrando nuestras pantuflas por toda la casa y con la misma curiosidad que tomas el teléfono con tu mano para oír el tono del aparato cantar.

Un besito.

Entry filed under: Desarrollo, Desarrollo emocional, Desarrollo físico. Tags: , .

Menos cosas, más felicidad: La huerta orgánica “¡Aaaaa tita!”

7 comentarios Add your own

  • 1. Karina  |  25 febrero 2011 a las 08:54

    Hoy precisamente hablaba con Laia de “lo alta que se está haciendo!…” Para ella alta significa irse haciendo mayor (no va perdida)… pero me decía: “mamá, cuando sea alta como tu, iré sola al cine”…

    Àlex también me dice lo mismo… él dice que ya no es un bebé, es un “ñiño”. Mi bebito… que se me hace mayor!!

    y si, mientras crezcan felices y sanos es lo importante no? Yo mientras tanto voy extrañando esas manitas regordetas y la barrigita de bebé…

    Responder
  • 2. María José  |  27 febrero 2011 a las 10:04

    A mí me pasa que veo fotos o vídeos de Leo de “cuando era pequeño” y pienso…¿¡¿pero en qué momento ha crecido mi bebé?!? Y es así, aunque a veces quisiéramos detener el tiempo y que permanecieran pequeños no podemos, han de crecer y convertirse en personitas. Es nuestra labor que lo hagan como tú dices, felices y por el buen camino (¡qué difícil!)
    Besos!

    Responder
  • 3. Nahatl Vargas  |  27 febrero 2011 a las 21:33

    Que bonito lo que dices, ojalá el mío también recuerde esto y le llene el corazón, no le falte nada más.

    Responder
  • 4. yarim  |  28 febrero 2011 a las 14:24

    Cómo envejecemos de rápido!🙂

    Responder
  • 5. inessuafer  |  3 marzo 2011 a las 11:43

    es una pasada ver las fotos de estos últimos 27 meses y ver que cómo ha crecido, que ya no es un bebé, es una niña mayor!! qué lo quiere hacer todo ella solita e imitando a sus mayores!! eso sí, cuando quiere chupete dice bien clarito que tiene 1 año!

    Responder
  • 6. Armando  |  3 marzo 2011 a las 16:51

    Uff, me encantan estos vídeos de niños tratando de entrar en cochecitos diminutos…

    “¡Saben latín!”, dicen las malas lenguas… sin embargo, no sé de qué les sirve saberlo si luego no son capaces de distinguir la escala.

    Dicho de otro modo, los niños son listos, por supuesto, pero tienen sus limitaciones porque son niños, y los papás debemos entender esas limitaciones y no hacerles parecer pequeños adultos con capacidad de manipulación…

    Pero bueno, no sé para qué cuento esto, porque esto ya lo sabéis y sé que pensáis como yo.

    Azul, me ha encantado tu blog. Ya me he suscrito para ir recibiendo tus novedades.

    Un abrazo!

    Responder
    • 7. azulitoclaro  |  3 marzo 2011 a las 20:52

      ¡Armando, qué maravilla tenerte por esta casita! Nos has ayudado un montón. Bienvenido siempre.😉
      Me encanta que te guste nuestro blog.
      Un abrazo,
      A.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

febrero 2011
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: