La vida empieza hoy

1 diciembre 2010 at 09:29 7 comentarios

Ayer, luego de dejar a nuestra chiquita profundamente dormida en la noche, sentí que era increíble que apenas hubieran pasado un poco más de quince meses desde su nacimiento. Se lo dije a mi amorcito, su padre, y asintió. Cada día a su lado ha sido un nuevo descubrimiento (en todo el rigor del término) y son tantas las cosas que pasan en tan pocos meses, son tantos los cambios y los progresos que el asombro no se compagina con el razón.

Ahora siento más que nunca cuán válida es la apreciación de que los primeros años en la vida de una persona son fundamentales para el resto de su existencia: ¿o qué más puede pensarse cuando descubrimos que en un poco más de un año una personita que apenas abría los ojos y se movía enrolladita, ahora camine, corra, decida (diciendo sí y no con la cabeza), señale con un dedito lo que quiere, reconozca a las personas que tiene a su lado, coja una cuchara y se la pueda llevar a la boca con comida, se ría con nosotros, nos dé besos y nos abrace o pida -como algo natural- que la llevemos al parque, reconociendo e imitando animales o diciendo “awua” cuando encuentra sobre el pasto restos de lluvia?

Luego de que Irene durmiera plácidamente (ahora cayendo en los brazos de Morfeo solita, después de su última toma de pecho, mirando a mamá acompañarla mientras sus párpados se cierran), decidimos ver una película… y la elección fue un gran descubrimiento que aún recuerdo hoy. Al verla pasamos un rato maravilloso porque nos dimos cuenta de que también desde el otro lado, a esa edad en la que -dicen- se aproxima el final de todos, también empieza la vida, con intensidad, con amor y con un cúmulo infinito de sensaciones.

La cinta se llama igual que este post (y tiene su página web aquí) y es una recomendación que hago sin falta porque aparte de la limpieza de sus imágenes, del estupendo trabajo actoral y de la maravillosa caracterización de los personajes, tiene un gran guión (que promocionan como comedia aunque, a mi juicio, no es tal). Es una historia llena de vida y sensibilidad. Dura hora y media, pero regala más que eso. La vimos en esta página por casualidad. Veánla en cine o en ese link. Creo que no se arrepentirán.

(Y sí, tengamos la edad que tengamos, la vida -siempre intensísima- empieza hoy.)

😉

Entry filed under: Crianza, Maternidad, Recomendados. Tags: , , .

Dientes, dientes, dientes… Menos cosas, más felicidad (9): Cómo ahorrar dinero

7 comentarios Add your own

  • 1. laitza  |  1 diciembre 2010 en 17:51

    Es paradojico porque a mi a veces me parece que los niños crecen demasiado rapido pero a ratos creo que han pasado muchas cosas en tan poco tiempo!!!!

    Se nos van los niños pequeños de casa 😦

    Responder
  • 2. Nahatl Vargas  |  1 diciembre 2010 en 17:52

    Que lindo lo que cuentas.
    Iré a revisar esa película a ver si en la noche no caigo dormida y tengo oportunidad.
    Gracias y felicidades por permirtirte disfrutar a tu chiquita.

    Responder
  • 3. yarim  |  2 diciembre 2010 en 20:35

    Gracias por la recomendación! Yo siempre he sido muy cinéfila, y es una afición que tengo bastante abandonada…

    Irene tiene unos papás muy sensibles de los que seguramente se sentirá orgullosa…

    Abrazos!

    Responder
  • 4. María José  |  4 diciembre 2010 en 09:48

    No he visto esa peli, ya casi no veo otra cosa que no sean dibujitos, jajaja.
    La verdad es que el tiempo pasa volando. Yo veo fotos de Leo de pequeño y me pregunto… ¿¡pero cuñando se fue mi bebé!?

    Responder
  • 5. Karina  |  8 diciembre 2010 en 12:25

    Los niños crecen rapidísimo, estas últimas semanas Àlex se expresa con muchísima claridad y la verdad es que ya le dije desde hace tiempo adiós a mi bebé… disfruta.

    Me apunto la peli, gracias por la recomendacion, úlitmamente me cuesta encontrar una peli que me guste tanto como para no caer dormida!

    Un abrazo,

    Responder
  • […] (que somos más vulnerables, que nacemos y crecemos con los hijos cuando somos papás, que cada día es un nuevo comienzo, que la incertidumbre sobre qué hacer y qué no siempre se mantendrá, que nunca serán demasiadas […]

    Responder
  • […] (que somos más vulnerables, que nacemos y crecemos con los hijos cuando somos papás, que cada día es un nuevo comienzo, que la incertidumbre sobre qué hacer y qué no siempre se mantendrá, que nunca serán demasiadas […]

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

diciembre 2010
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: