El bebé y los animales: una combinación maravillosa, para rescatar

14 julio 2010 at 06:34 9 comentarios

Contrario a lo que muchos pensarían, los animales son uno de los mejores estímulos para un bebé. No gratuitamente juguetes, libros, dibujos, música y un sinfín de artículos infantiles están inspirados en ellos. Sin embargo, algunas familias ven con malos ojos la convivencia entre mascotas y bebé y llegan, incluso, a prescindir de ellas cuando se aproxima la llegada del pequeño, a pesar de que en la mayoría de los casos son más beneficios que riesgos los que esta combinación genera.  Un poco de información al respecto, un cuidado y aseo responsable de los animales y la vigilancia y compañía consciente de unos y otros pueden garantizar no sólo una cotidianidad satisfactoria sino, también, estímulos y desarrollos beneficiosos para el pequeño.

Nuestra experiencia ha sido grata: tenemos en casa a una chiquita que se acostumbró a ver cuadrúpedos con pelos a su alrededor y que aprendió a simular el ladrido de los caniches mucho antes de decirnos mamá o papá. Una vez tomó conciencia de su entorno y pudo ver con claridad lo que la rodeaba, Irene celebró con miradas, atención y sonrisas la presencia de sus gatitos.

Hoy las sonrisas han pasado a ser carcajadas, las miradas se han convertido en caricias (a veces no tan suaves; hay que estar pendiente y ayudarle a que entienda que son seres vivos que deben protegerse y cuidar) y la atención ha devenido en un sinfín de estímulos para su desarrollo que pasan por sus habilidades psicomotoras (creo que nuestra chiquita aprendió a gatear -y a hacerlo más rápido- básicamente porque quería alcanzar a sus gatos), emocionales (tiene plena conciencia de su compañía, le agrada y la celebra con felicidad en su carita) y cognitivas (nuestra chiquita reconoce los animales, los analiza con cuidado, intenta simular los sonidos que hacen y responde acertadamente, con ruidos o gestos, a preguntas como “¿dónde está el gato?, ¿cómo hace el perro?, ¿dónde están los pájaros?” y un etcétera similar.

¿Por qué se habla entonces de riesgos en la convivencia entre mascotas y pequeños?

Creo que por desinformación y mala prensa. Los riesgos deben ser directamente proporcionales al tipo de animal que tengas en casa (obviamente no serán los mismos si vives con un gato, un perro grande o con una boa constrictor) y a los cuidados médicos (vacunas, por ejemplo) e higiénicos que se le suministren al animal.

Muchos de nuestros familiares y amigos preguntaron antes de nuestro embarazo, por ejemplo, si nuestros gatos no representarían un riesgo para el bebé. La respuesta y la fuente (mi ginecóloga) que la suministraron fueron claros. “No”: Si ellos de antemano eran portadores de enfermedades como la toxoplasmosis, nuestros cuerpos ya habrían creado las defensas para combatirlas, y convivir con ellos, llegado el embarazo, no supondría ningún riesgo. Si no lo tenían (y nosotros no salíamos positivos en las pruebas a la enfermedad), simplemente debíamos evitar entrar en contacto con animales extraños durante el embarazo y mantener en casa a nuestros mininos, garantizando el mismo círculo de inmunidad en el hogar. Aquí encontrarán una entrada completa y precisa (en otro blog) sobre las verdades y los mitos de lo que representa la convivencia con un gato, completa y divertida además (se las recomiendo muchísimo).

Agrego, a modo informativo, que la toxoplasmosis -que suele adjudicársele a los gatos- se adquiere en la mayoría de los casos por la ingesta de carne semicruda infectada (de bovino) y que sólo el 2% de los contagios se da por los felinos (y para ello habría que haber entrado en contacto con heces infectadas… ingiriéndolas. O_O). No hablo de otras enfermedades porque los otros casos que se asocian a contagios por animales domésticos suelen ser más vagos. Sí digo que los pelos no ahogarán a nadie, que las alergias se generan, usualmente, más por falta de costumbre y que, incluso, en caso de tenerlas (ellas o el asma), se pueden tratar sin sacar del hogar al animal. De hecho, suelen complicar más este tipo de afecciones el polen primaveral y los ácaros represados en tapetes y moquetas. Un gatito bien aseado y cepillado puede dar más sonrisas que estornudos.😉

Así que… ganan las ventajas

Una mayor resistencia a enfermedades (incluyendo asma y alergia) y una sensibilidad natural y consciente sobre la importancia de la naturaleza y la vida son algunas de las ventajas que pueden venir aunadas a una mascota en el hogar. Hay muchas otras (como que, por ejemplo, el pequeño crezca sin miedos infundados a animales domésticos que pueden estar en cualquier sitio, facilitando de este modo su espíritu, su vida y la de sus papás… he sido testigo de muy malos ratos de niños aterrados que quieren subirse a mesas, bibliotecas, escaleras y cualquier estructura en altura con tal de no tener animales cerca), pero suelen estar asociadas al tipo de mascota que se tenga y a la interacción que se tenga con ella en la casa. Por supuesto, las ventajas y los riesgos dependen muchísimo de actitudes responsables por parte de los padres: no debe dejarse nunca solo a un niño con una mascota, por mansa que sea, tanto por la seguridad del pequeño como por la del animal; debe propiciarse un acercamiento paulatino entre los dos miembros de la casa para evitar resentimientos o celos; debe enseñársele al niño que una mascota no es un juguete, que puede enfermarse o morir si no se trata como un ser que respira y siente; deben tenerse al día las vacunas de la mascota; deben mantenerse fuera del alcance del pequeño los alimentos y las deposiciones del animalito, entre muchas más.

Finalmente, para justificar el título, recomiendo -tanto para padres con o sin mascotas en casa- la visita a parques, acuarios y zoológicos, las conversaciones constantes con el pequeño (de brazos o andante) -cuando haya oportunidades- sobre la naturaleza y sus habitantes, y la superación de mitos y temores sobre los animales.😉 Si lo permitimos, pueden ser una compañía didáctica, amorosa y hasta protectora y puede complementar gratamente el desarrollo emocional, físico y cognitivo de los niños.

PD: ¿No les resulta curioso que todos los libros de Irene (unos 10) son de animales? Es más, 9 son de la granja… y sólo uno ha sido comprado por sus papás.

[Y aquí, los links relacionados: Animales de compañía y la llegada del primer hijo: ¿qué hacer?, Recomendacioens y cuidados antes y durante la llegada del bebé, Bebés y mascotas son compatibles, No hay que abandonar una mascota porque llega un bebé, La mascota y el bebé, “un animal de compañía educa el niño”, Gatos y bebés: un binomio posible, Proyecto mascota: la llegada de un bebé y Qué hacer para que tu perro acepte a tu bebé].

Entry filed under: Al aire libre, Crianza, Desarrollo, Desarrollo emocional, Desarrollo físico, Desarrollo intelectual, Educación, Embarazo, En casa, En nuestra casita, Maternidad, Recomendados. Tags: , , , , , , , , , .

Once “Guau”

9 comentarios Add your own

  • 1. Adriana  |  14 julio 2010 a las 09:52

    cierto todo lo que dices. Nosotros tenemos el mejor de los mundos: los peques están desde que nacieron en contacto con animales….pero donde los abuelos! jajaj en este apartamentico que ni cabemos nosotros menos un animal! Pero han crecido con tres perros, varias gallinas y un burro (la abuela paterna vive en una casita de campo) entonces ya son familiares con la fauna. Y Gabi por ejemplo comparada con otros niños de la edad les tiene cero miedo, siempre pide permiso a los dueños de los perros que ve por ahí, sin importar el tamaño, para consentirlos. Y ya la perrita de mis papás es su cómplice, corren por la casa, le pasa comida a escondidas, y pelea con ella cada vez que se le sube a darle besos en la boca, jajajaja. A mí me parece buenísimo, y eso que yo no soy mucho una persona de animales (por eso me parece lo mejor no tener que tenerlos en la casa! jajjaj).

    Responder
  • 2. Leo  |  14 julio 2010 a las 16:31

    He de reconocer que yo no soy muy amante de los animales, pero también que a Leo le encantan así que no descarto en un futuro “ampliar la familia”😉

    Responder
  • 3. victoria  |  14 julio 2010 a las 21:25

    Me da guayabo que mis hijas hayan crecido sin animales y que se hayan perdido de todos esos beneficios que mencionas y que reconozco, por supuesto. Ellas los ven en los libros, y les encantan! Los ven a traves de la ventana y se arrebatan, sobre todo la bebita. En la calle, cuando vamos a la ciudad vieja y hacemos paseos en coche, y cuando visitamos a mis papas. Les encantaria tener un perrito en la casa, pero a mi me da flojera el trabajo extra… ademas vivo en apartamento y lo veo mas complicado… algun dia… quizas, ja. Gracias por toda esta informacion.
    Saludos,
    Victoria.

    Responder
  • 4. yarim  |  15 julio 2010 a las 10:12

    Me encanta leerlas siempre.

    El tema de los animales y los niños me encanta. Yo crecí con muchos perros y gatos porque viví en una casa grande con un gran jardín. Ahora nuestra casa es muy pequeñita y al papá de Octavio no terminan de gustarle los gatitos. Y nuestro perro, el Chipo, un pug, se tuvo que quedar a vivir con mi mamá, justo por el gran espacio en el que puede interactuar. Viviendo con nosotros estaría encerrado en una unidad habitacional que casi no tiene ni áreas verdes. Pero siempre lo visitamos y los 3 perros tienen una gran curiosidad con Octavio y a él le encanta verlos, acariciarlos y se carcajea mucho cuando se le acercan. Cuando tengamos una casa grande volveremos a tener al Chipo con nosotros para que Octavio sea un niño que ame a los animales.

    Aquí escribí algo sobre mis perros de la infancia http://zeligsirena.blogspot.com/2010/03/los-perros.html

    Y aquí sobre un cachorrito
    http://zeligsirena.blogspot.com/2009/08/cachorro-de-hombre.html

    Gracias amiga, por compartir tu hermoso blog.

    Responder
  • 5. yarim  |  15 julio 2010 a las 10:16

    Y por cierto, todas las canciones de Cri Cri son cuentos y fábulas de animales. A mi me encanta cantarselas a Octavio. Te las recomiendo. En la columna de la derecha de mi blog puse el link a todas las canciones.

    http://zeligsirena.blogspot.com/2010/07/y-quien-es-ese-senor.html

    Abracitos!

    Responder
  • 6. Karina  |  16 julio 2010 a las 01:55

    Nosotros hemos pensado más de una vez en tener una mascota, pero nos da un poco de pena porque habría muchos momentos en lo que nos los podríamos atender y para eso prefiero no tener animales… pero mis hijos están totalmente locos con la idea de tener un gato en casa… así que creo que pronto la familia tendrá que tener uno de esos bichitos, que al menos son bastante independientes!!!

    Pero si, es verdad que a los niños le encantan los animales… es una cosa loca al menos lo que les pasa a los mios con perros y gatos!😉

    Ah, eso, tenemos a nemo, un pez, pero es tan soso que casi que ni cuenta!!😉

    Responder
  • 7. “Guau” « La casita de Irene  |  16 julio 2010 a las 07:42

    […] Julio 2010 A propósito de nuestra peque y los animalitos, dejo una evidencia de lo dicho. Y aclaro: no hace como perro. Lo busca y lo llama (a él, al gallo, al pájaro, al gato…).  […]

    Responder
  • 8. SPARROW  |  1 agosto 2010 a las 03:37

    Ahora empiezo a entender por qué Inés está tan contenta con un burro como yo… juajua!!!

    En serio: a ella le encantan los perros; en casa de la abuela hay dos, uno grande Coco y otro pequeño Pipo, los quiere a ambos, pero por el pequeño Pipo creo que siente algo más.

    Responder
  • […] muy receptivos a los sonidos y que ese encantamiento y fascinación por los “ruiditos” (ya hablaba, por ejemplo, de lo estimulante que resultaban los sonidos de los pájaros, los gatos, lo….) son una gran alternativa para aprender y jugar con los peques, cuando menos durante sus primeros […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

julio 2010
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: