Gateo + diez meses de vida = autonomía y libertad

9 junio 2010 at 12:01 9 comentarios

Irene gatea desde hace un mes. Pero cada día es más veloz, más autónoma, más independiente. No había pensado en escribir algo al respecto (a parte de contarlo, claro), pero ayer, viéndola moverse de un lado a otro, alzar las manitos y dar palmitas sonriendo (aprendió a darlas desde hace casi dos semanas), pensé que debía hacerlo. Hoy, justo cuando cumple diez meses, descubro que sus desplazamientos por el piso han hecho a nuestra hija más autónoma y libre. Muchos de los rasgos de su carácter parecen potenciados por esta nueva independencia que le permite abrirse al mundo… aunque hasta ahora éste sólo sea su hogar. ¡Es increíble cómo en apenas unos meses Irene dejó de ser mi bebé totalmente dependiente para convertirse en una chiquita que toma decisiones (al menos de direcciones de gateo y de escogencia de objetos favoritos para jugar)!😉 Me temo que ya no es tan chiquita… (Ops!)

Desde que nuestra chiquita se mueve a sus anchas por el piso, se volvió pan de cada día en nuestra casa verla y oírla gritar, perseguir a los gatos, coger libros de la biblioteca, comentar todo lo que hace, buscarnos si no nos siente cerca, acercarse y asomarse a la ventana para ver los árboles, coger por sí misma sus juguetes (que tiene a su alcance en una canastita de tesoros), simular ladridos de perro cuando toma con sus manitos algunos muñecos, abrazar una pelota y lanzarla de un lado a otro para que rebote, sacarle tierra a las plantas, apoyarse en las mesas, y un largo etcétera propio de sus diez meses de edad.

Es más, ahora no queda ninguna duda cuándo quiere que la alcemos (o que la bajemos al piso para jugar): gatea corriendo (y no sé si sea adecuado decirlo así, pero seguramente me entienden) hasta nuestras piernas para abrazarlas con sus manitas y mirarnos desde abajo con una sonrisa. Si estamos en el piso jugando con ella, también sabe cómo acercarse para pedir abrazos, besos y caricias. ¡Hasta recuesta su cabecita en mi pecho buscando comida! El gateo, sin duda, fundó un antes y un después en nuestras vidas. Y es una maravilla.

¿Cuándo debe empezar?

Cada niño es un mundo, repito (como he escrito ene veces en este portal), pero dicen que alrededor de los 8 y los 9 meses se dan los primeros indicios del gateo: reptar, patalear, darse la vuelta, sentarse solito son algunos de ellos, además de otras prácticas que pueden servir de estímulo para gatear. Un estudio noruego afirma que el gateo sólo comienza cuando el cerebro está en capacidad de detectar obstáculos y rebasarlos. Personalmente creo que son fases que se dan espontáneamente y que, más que forzarlas, deben propiciarse las condiciones para que se puedan presentar. Para el gateo, nuestra fórmula mágica fue dejar a la chiquita en el piso, experimentando el mundo desde esa altura, soltando su cuerpecito y sintiéndose tranquila y en equilibrio. Por supuesto, sólo la dejamos allí una vez que se pudo sentar por sí misma (sin contar algunos episodios anteriores, en un gimnasio para bebés y en una alfombra que nos inventamos “antigolpes”… que, de todas formas, dejar a un chiquitito en el suelo, en la postura apropiada, está bien). Los gatos, por cierto, fueron el mejor estímulo que pudo encontrar: verlos desplazarse a sus anchas a esa altura hizo que quisiera salir detrás suyo. Creo que si un bebé no gatea, ponerlo junto a una mascota como ésta puede ayudar muchísimo a que se motive a hacerlo. Por algo se llamara gat-ear.😉

¿Y si da pasitos antes de empezar a gatear?

Algunas veces los bebés comienzan a moverse por el piso sin gatear: dando pasitos, arrastrándose sentados, desplazándose en su barriguita, arrastrados; entre otros movimientos similares. La recomendación constante es buscar alternativas que incentiven el gateo, pues -dicen los estudios- éste es fundamental para el desarrollo motriz y cognitivo de los pequeños. Según el experto Carlos Gardeta (la fuente es Bebés y más),

  1. El gateo conecta los hemisferios cerebrales y crea rutas de información cruciales para la maduración de las diferentes funciones cognitivas.
  2. Desarrolla el patrón cruzado, que es la función neurológica que hace posible el desplazamiento corporal en equilibrio del cuerpo humano. Ese movimiento comprende el del eje de las caderas y el de los hombros. Al gatear se tonifican adecuadamente los músculos que más adelante permitirán que el niño mantenga la columna perfectamente recta cuando esté maduro para poder ponerse de pie.
  3. Desarrolla el sistema vestibular y el sistema propioceptivo. Ambos sistemas permiten saber dónde están las partes del cuerpo de uno.
  4. Permite el enfoque de los ojos. Al mirar al suelo para colocar la mano o la rodilla convenientemente, el niño enfoca los dos ojos en un mismo punto a corta distancia. Éste es un estupendo ejercicio muscular para los ojos y es tal su importancia que, según estudios de optómetras, el 98% de los niños con estrabismo no gatearon lo suficiente de pequeños.
  5. El niño siente la tactilidad de la palma que está viendo. Esto tiene una serie de ventajas de manualidad fina que luego influirán en la escritura. Además, al masajear la palma de la mano, ésta envía información al cerebro de dónde está y de las diferentes sensaciones y texturas que siente. También, al gatear el niño apoya su peso en las palmas de las manos y soporta esa tensión en las articulaciones de las muñecas, de los hombros, de la columna vertebral, de los fémures y de las caderas. Así percibe la oposición de la gravedad y aprende a manejarse con ella.
  6. Le ayuda a medir el mundo que le rodea y el niño se adapta al medio. La distancia que hay entre los ojos y la palma de la mano al gatear es una medida fundamental, LA BRAZA, en todas las civilizaciones. Con esa nueva medida corporal el niño mide el mundo circundante, y por eso cuando de mayor volvemos a un lugar de la infancia lo percibimos más pequeño de lo que era, porque entonces la propia medida de la braza era menor.
  7. Ayuda a establecer la futura lateralización del cerebro (cuando uno de los hemisferios se convierte en dominante y el otro en servidor para no tener que operar ambos a la vez).
  8. Ayuda a poder escribir en el futuro. Mediante el gateo se va desarrollando la coordinación cerebral ojo-mano. Cuando el niño gatea se establece entre ambos una distancia similar a la que más adelante habrá entre ojo y mano a la hora de leer y escribir.

Por ello es muy importante darle a un chiquitín todas las oportunidades de gatear. Mientras más lo haga, más estímulo recibirá… sin que deje de dar pasitos cuando así lo quiera, pero -al igual que ocurre con el gateo-, si se dan las condiciones, tanto una fase como la otra llegarán por sí mismas. Aquí, un documental interesante sobre ello:

¿Recomendaciones?

No enseñarle a caminar. Al menos no antes de tiempo. Entre otras cosas, porque hacerlo nos privaría del goce que ahora tengo con mi chiquita, al verla andar -en cuatro, sí, pero a toda marcha- de un lado a otro. Y no es que no se quede quieta… pero ya puede decir por sí misma cuando quiere cambiar de actividad. Gatear abre el mundo de los chiquitos y les da, como decía al principio, una gran autonomía (no tanta como para dejarlos solos, ojo) y libertad.😉

Ah, y como gatear permite explorar (cualidad natural de los pequeños), hay que acondicionar el espacio para el pequeñito se desplace de una manera segura: sin puntas de mesas que puedan golpearlo, sin enchufes destapados (les fascinan) ni cables rondando por el piso y sin objetos pesados que puedan caer (porque el chiquito jale un cable o porque tropiece y algo pueda caerle encima) ni objetos livianos que no puedan servirle de apoyo seguro. Ya mi chiquita tuvo una silla desmayada que si le cae encima… mejor ni pensar ni ver. También deben retirarse del alcance de los pequeños objetos peligrosos como elementos de limpieza (sobre todo los jabones), venenos, plantas y demás. Y evitar las escaleras (que, en un descuido, un bebé se puede rodar por ellas). En resumen: es bueno ponerse a gatas antes que el chiquito y revisar concienzudamente la casa para detectar qué riesgos puede tener para el futuro explorador del hogar.

Me despido con un sapo verde feliz para mi chiquita por sus diez meses, además de algunos links interesantes sobre el gateo (que complementarían todos los que ya están incluidos en el texto). La entrada sobre la vida sin televisión espero tenerla lista para finales de esta semana… ¿les he contado que tengo una chiquita muy activa que casi no me deja tiempo para sentarme con calma a escribir en este hogar?😉 Realmente a esta edad empieza una avalancha de sucesos hermosos en su desarrollo que casi ni se pueden contar. Vuelo, vuelo con ella. Besitos a todos los chiquitines y a sus papás.

Los links: Importancia del gateo en el desarrollo, Precauciones a tomar cuando empiezan a gatear, Juegos para el bebé que gatea, Gateo (superficies óptimas, ventajas, entre otros), ¿qué hacer si el bebé no trata de gatear?. Y dos videos sobre la importancia de gatear: uno, divertido, de un documental sobre el gateo -que dejo más arriba- y otro, un poco más serio y expositivo, de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles. Ése sí lo dejo aquí:

Entry filed under: Crianza, Desarrollo, Desarrollo físico, En nuestra casita. Tags: , , , , , , , , , , .

¡Dientona! Recorte

9 comentarios Add your own

  • 1. SPARROW  |  9 junio 2010 a las 12:28

    Pos la libertad de nuestro grumetillo se convirtió en nuestra propia esclavitud… y empeoró cuando se puso de pié, que pasamos toooodo el día detrás de ella, para evitarle disgustos, que hasta pensamos en comprarle un casco de motorista.

    Además, tiene una “hora tonta”, entre las 20 y las 21 horas, en la que se tropieza contra todo cuanto hay.

    Pero eso sí: es un gusto ver como van ganando espacio…

    Responder
  • 2. Victoria  |  9 junio 2010 a las 13:56

    Lei los tres primeros parrafos del post (te comentado que estoy en una etapa de mi vida mas reflexiva, menos informativa) y me acordaba de mi bebita, que ya tiene casi dos anos y parece hace taaanto que paso por eso!
    Saludos,
    Victoria.

    Responder
  • 3. Jessica  |  9 junio 2010 a las 14:16

    huy y espera a que comience a caminar! es todo un mundo fantástico por descubrir!

    Responder
  • 4. Karina  |  9 junio 2010 a las 14:53

    Yo creo que en la etapa de gateo es cuando menos fotos tengo porque estaba tan maravillada de cómo van evolucionando que me quedaba con la baba caida…🙂
    Supongo que estarás así!

    Un besito para Irene!

    Responder
  • 5. Francoise  |  9 junio 2010 a las 16:56

    No te digo, uno se descuida y cuando nos damos cuenta ya estan empacando maletas para irse!!!!
    que velocidad la de estos babys!!!
    mamachita bella como se ve de hermosa!!!

    Responder
  • 6. Nahatl Vargas  |  10 junio 2010 a las 12:55

    Felicidades, mi pillo lo logró com al año.

    Responder
  • 7. Leo  |  10 junio 2010 a las 15:57

    Pues Leo empezó a gatear en plan Rambo, arrastrándose por el suelo con toooooodo su cuerpo. Pero un día apoyó las rodillas y sus manitas regordetas et… voilà!
    Es una etapa fascinante, a disfrutarla!

    Responder
  • 8. Evelyn  |  11 junio 2010 a las 02:33

    jajaja, que dura es la vida de mamá cierto??, se desvive uno por ellos, y de un momento a otro nso dejan iniciadas, el bebé que dependia 100% desaparece, hace estragos, se libera, y cuando menso nso damos cuentas nos estan diciendo yosolo tu no!! ains que hermosa está, con ese culete floriado, besos preciosa !!

    Responder
  • 9. Nuestros primeros (muchos) pasos « La casita de Irene  |  17 septiembre 2010 a las 09:36

    […] inundada de sonrisas mientras camina. Mira el piso, mira sus pies, mira sus manos… Si antes, al gatear, Irene sentía que ganaba autonomía, ahora la sensación es total. Movimientos compulsivos de rechazo (y de “me bajo”) […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

junio 2010
L M X J V S D
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: