Archive for noviembre, 2009

¿Cómo se condensan el amor y la felicidad en tres meses?: en Irene

Mañana 9 de noviembre, nuestra chiquita cumple sus primeros tres meses: nos sonríe cuando nos mira, nos busca con sus ojitos, responde a su nombre, se carcajea cuando le hacemos caras o cosquillas, disfruta saliendo de paseo, conversa, conversa y conversa, ya casi se sostiene sentada, pasa horas mirando (y comiendo) sus manitos, observa atentamente todo lo que la rodea… y un largo etcétera de sorpresas diarias, gratificantes y sorprendentes. Irene nos devuelve la esperanza en la vida, nos contagia de su infinita capacidad de asombro y nos hace amar, con ella, la vida. ¡Feliz cumplemeses, princesita!

8 noviembre 2009 at 06:34 4 comentarios

Laura Gutman y la función social de la maternidad

Sé que el título de este post se queda corto (y puede sonar hasta aburrido) frente a los planteamientos de esta escritora y terapeuta argentina, pero creo también que condensa el impacto que los mismos pueden tener sobre nuestra sociedad. Quiero, por ello, compartir un video (en 5 partes) de una entrevista suya, interesante, concreta, impactante. Vale la pena. Presenta, además, una mirada necesaria sobre la crianza y sobre el ser mamá (que vale para mujeres y hombres).

Parte 1

Y los remito a la fuente: el video lo encontré en el blog de Criar y Amar. Allí publican datos generales sobre Laura Gutman, además del enlace de su página web (donde periódicamente salen artículos suyos). Presenta, en unos 40 minutos, las lecturas de Gutman sobre temas como la crianza, el “maternaje” (no sé si la palabra existe), la importancia del apego para un adecuado desarrollo de los niños y la necesaria vuelta de tuerca de nuestra sociedad, de un modelo de familia nuclear a un nuevo modelo de familia extendida, que permita establecer redes de apoyo para los papás.

Después de verlo, intenté hacerle una reseña a mi amorcito sobre sus planteamientos más importantes. Descubrí, sin embargo, que resumir sus puntos de vista no es fácil, entre otras cosas, porque muchos de ellos, fuera de contexto, parecen estar sólo sustentados en una tradición cultural. Nada más lejos de ello. Dejo mejor el video para que puedan crear sus propias opiniones al respecto. E insisto: vale la pena verlo, sobre todo porque echa por tierra esa falsa idea de que las mujeres terminan teniendo una “vida mediocre” cuando deciden ser mamás (¡uff! Un post que les debo y en el que por estos días no dejo de pensar).

Parte 2

 

Parte 3

 

Parte 4

 

Parte 5

Un abrazo fuerte para todos.

😉

 

5 noviembre 2009 at 06:19 9 comentarios

¿Menos leche o mejor succión?: nuevas preguntas sobre la lactancia materna

¿O etapa de crecimiento? Esas y otras inquietudes me han rondado esta semana. Irene está próxima a cumplir tres meses y seguimos lactando de manera exclusiva: Más o menos cada tres horas la pequeña hace una toma, esto entre las 5 a.m. y las 7 p.m.; en las noches el asunto varía, pues hemos pasado de no hacer ninguna nueva toma a hacer entre una y dos. En más de una ocasión (sobre todo a la hora de dormir), Irene comienza a jugar con el pecho luego de 10 o 15 minutos de estar comiendo: lo suelta, lo coge, lo tira, manotea, se agita…. Reviso y me encuentro con que no hay más leche. Me angustio y me repito una y otra vez “¿se estará acabando?”

Y la única respuesta confiable (o al menos tranquilizadora) es que no puedo dejar de pegarme a la chiquita para incrementar mi producción. Obviamente, cada vez que ocurre esto pienso que ella se va a quedar con hambre, que no va a poder dormir plácidamente y un sinfín de oraciones con música tenebrosa de fondo que mejor ni repito. Pero luego veo que se duerme tranquila (aunque ya no sea tomando el pecho sino mecida), que no llora desesperada, que sigue haciendo chichí y popó regularmente y que sigue viéndose saludable y gordita. ¿Qué varía? Que pide comida de una manera más seguida… y entonces recuerdo que ella misma es quien regula la producción.

Hace algunas semanas, Virginia Zuluaga, Mamasita, me envio unos links interesantísimos sobre lo que significa dar el pecho “a demanda” (Por qué se dice que la lactancia materna es a demanda (I), Por qué se dice que la lactancia materna es a demanda (II), Por qué se dice que la lactancia materna es a demanda (III) y Qué significa dar el pecho “a demanda”). De ellos recuerdo especialmente que decían que el bebé es quien regula la producción e, incluso, la composición de la leche. Según Armando, autor de dichas notas, la leche se ajusta a los requerimientos de los pequeños. De este modo, la composición de la leche misma puede variar incluso dentro de una misma toma, haciendo que ésta sea más rica en proteínas, en grasa, en azúcares, o lo que sea. El bebé, en ese caso, sería como un chef en plena acción.

Y si eso lo sumo a uno de los apuntes que encontré anoche en un artículo que leí, que planteaba que los pechos estaban diseñados no para almacenar si no para producir leche (y que por lo tanto, sentirlos flácidos después de las primeras semanas escompletamente normal y no significa que la leche se esté acabando), termino por tranquilizarme un poco y asumir que la lactancia materna es un proceso natural y que como tal, mientras más espontáneamente se le deje avanzar mejor funciona. Eso, en resumen, significa que mientras Irene siga succionando, mis pechos seguirán produciendo la leche que ella requiera. También significa que si hay baches (que puede haberlos, según lo que dice en este texto), estos se presentan porque las necesidades de los pequeños varían con el tiempo, a medida que crecen, pero que fàcilmente pueden ajustarse atendiendo su demanda de alimentación.

De ahí que mi solución haya sigo pegar a Irene más seguido, cada vez que reclama algo (en estos días ni siquiera me estoy preocupando si lo que tiene es sueño, hipo, cansancio, o lo que sea. En cualquier caso, el pecho es una solución y en todos, reconociendo nuestro bache por su tránsito a los 3 meses de edad, su succión constante aumentará la cantidad en la medida que ella lo está requiriendo). ¿Y si toma aire? Pues no pasa nada: los cólicos del lactante o de lo que sea ya están descartados. Mi pequeña come sin problemas desde que ajustamos un poco sus tomas (ya dejo que al menos haya pasado una hora y media entre una y otra) y nos conocemos mejor. Irene es bastante predicible en sus hábitos, así que la alimentación “a demanda” no supone una complicación.

En definitiva, es posible que haya menos leche de la que ella ahora requiere, también es posible que mi pequeña esté succionando más eficientemente (ahora se toma todo más rápido que antes) y esa crisis de lactancia que pensé que estábamos enfrentando puede ser una etapa de crecimiento de mi pequeña y un cambio en sus hábitos alimenticios. Así que a alimentarla todo lo que ella quiera y a ver resultados en una noche o dos (les adelanto que con ese régimen ya hemos empezado a ver mejoras… las tomas más contínuas y un incremento en la ingesta de líquidos han sido la solución).

😉

(P.D. ¿Y no es una gran casualidad que mi chiquita haya estado disfrazada ayer de vaquita? ¿O de ternero? En cualquier caso, el tema del fin de semana, sin duda, ha sido la lechita.)

1 noviembre 2009 at 20:53 2 comentarios

Entradas recientes


De sol a sol

noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías