¿Menos leche o mejor succión?: nuevas preguntas sobre la lactancia materna

1 noviembre 2009 at 20:53 2 comentarios

¿O etapa de crecimiento? Esas y otras inquietudes me han rondado esta semana. Irene está próxima a cumplir tres meses y seguimos lactando de manera exclusiva: Más o menos cada tres horas la pequeña hace una toma, esto entre las 5 a.m. y las 7 p.m.; en las noches el asunto varía, pues hemos pasado de no hacer ninguna nueva toma a hacer entre una y dos. En más de una ocasión (sobre todo a la hora de dormir), Irene comienza a jugar con el pecho luego de 10 o 15 minutos de estar comiendo: lo suelta, lo coge, lo tira, manotea, se agita…. Reviso y me encuentro con que no hay más leche. Me angustio y me repito una y otra vez “¿se estará acabando?”

Y la única respuesta confiable (o al menos tranquilizadora) es que no puedo dejar de pegarme a la chiquita para incrementar mi producción. Obviamente, cada vez que ocurre esto pienso que ella se va a quedar con hambre, que no va a poder dormir plácidamente y un sinfín de oraciones con música tenebrosa de fondo que mejor ni repito. Pero luego veo que se duerme tranquila (aunque ya no sea tomando el pecho sino mecida), que no llora desesperada, que sigue haciendo chichí y popó regularmente y que sigue viéndose saludable y gordita. ¿Qué varía? Que pide comida de una manera más seguida… y entonces recuerdo que ella misma es quien regula la producción.

Hace algunas semanas, Virginia Zuluaga, Mamasita, me envio unos links interesantísimos sobre lo que significa dar el pecho “a demanda” (Por qué se dice que la lactancia materna es a demanda (I), Por qué se dice que la lactancia materna es a demanda (II), Por qué se dice que la lactancia materna es a demanda (III) y Qué significa dar el pecho “a demanda”). De ellos recuerdo especialmente que decían que el bebé es quien regula la producción e, incluso, la composición de la leche. Según Armando, autor de dichas notas, la leche se ajusta a los requerimientos de los pequeños. De este modo, la composición de la leche misma puede variar incluso dentro de una misma toma, haciendo que ésta sea más rica en proteínas, en grasa, en azúcares, o lo que sea. El bebé, en ese caso, sería como un chef en plena acción.

Y si eso lo sumo a uno de los apuntes que encontré anoche en un artículo que leí, que planteaba que los pechos estaban diseñados no para almacenar si no para producir leche (y que por lo tanto, sentirlos flácidos después de las primeras semanas escompletamente normal y no significa que la leche se esté acabando), termino por tranquilizarme un poco y asumir que la lactancia materna es un proceso natural y que como tal, mientras más espontáneamente se le deje avanzar mejor funciona. Eso, en resumen, significa que mientras Irene siga succionando, mis pechos seguirán produciendo la leche que ella requiera. También significa que si hay baches (que puede haberlos, según lo que dice en este texto), estos se presentan porque las necesidades de los pequeños varían con el tiempo, a medida que crecen, pero que fàcilmente pueden ajustarse atendiendo su demanda de alimentación.

De ahí que mi solución haya sigo pegar a Irene más seguido, cada vez que reclama algo (en estos días ni siquiera me estoy preocupando si lo que tiene es sueño, hipo, cansancio, o lo que sea. En cualquier caso, el pecho es una solución y en todos, reconociendo nuestro bache por su tránsito a los 3 meses de edad, su succión constante aumentará la cantidad en la medida que ella lo está requiriendo). ¿Y si toma aire? Pues no pasa nada: los cólicos del lactante o de lo que sea ya están descartados. Mi pequeña come sin problemas desde que ajustamos un poco sus tomas (ya dejo que al menos haya pasado una hora y media entre una y otra) y nos conocemos mejor. Irene es bastante predicible en sus hábitos, así que la alimentación “a demanda” no supone una complicación.

En definitiva, es posible que haya menos leche de la que ella ahora requiere, también es posible que mi pequeña esté succionando más eficientemente (ahora se toma todo más rápido que antes) y esa crisis de lactancia que pensé que estábamos enfrentando puede ser una etapa de crecimiento de mi pequeña y un cambio en sus hábitos alimenticios. Así que a alimentarla todo lo que ella quiera y a ver resultados en una noche o dos (les adelanto que con ese régimen ya hemos empezado a ver mejoras… las tomas más contínuas y un incremento en la ingesta de líquidos han sido la solución).

😉

(P.D. ¿Y no es una gran casualidad que mi chiquita haya estado disfrazada ayer de vaquita? ¿O de ternero? En cualquier caso, el tema del fin de semana, sin duda, ha sido la lechita.)

Entry filed under: Alimentación, Lactancia. Tags: , , , , , , .

Nuestro casi primer chuzón Laura Gutman y la función social de la maternidad

2 comentarios Add your own

  • 1. Stella  |  2 noviembre 2009 a las 20:27

    ¡La vaca más linda que he visto! (Bueno, también mi sobrina Isabella se disfrazó así cuando tenía seis meses de edad, y ella es mi ahijada… y mi sobrina preferida)
    Lo que noto con tu lactancia es que ahora estás más tranquila y que gracias a la información que tienes, todo ha salido mejor. Además tu conexión con Irene es tan especial que hace que todo fluya ¡FELICITACIONES!

    Responder
    • 2. azulitoclaro  |  5 noviembre 2009 a las 05:51

      😉
      Gracias, Stella. Tu conejita y tu dragón no se quedan atrás. ¡¡Estaban preciosos!!
      ¿Y qué tal el regreso de Ado?
      En cuanto a la nuestra lactancia, realmente cada vez se afianza con más tranquilidad.
      Un abrazo,
      A.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: