Nuestro casi primer chuzón

30 octubre 2009 at 10:54 3 comentarios

El viernes pasado fue día de vacunas en mi hogar: penta (DPT, Polio, Hepatitis B e Influenza) y Neumococo fueron las requeridas… Quedó pendiente el rotavirus (que creo que no se lo pondremos, de acuerdo con el consejo de un médico que dice que no es necesario por estar la pequeña en casa la mayor parte del tiempo y tomar leche materna. Sé que es riesgoso, pero confío en su criterio). Confieso que estuve muy angustiada, pero para mi fortuna no hubo ningún efecto secundario. Optamos por vacunas acelulares (o de virus atenuados), que aunque tuvimos que pagar de nuestro bolsillo, suelen tener menos efectos colaterales. Ahora, las preguntas: ¿será excesivo ponerles tantas vacunas a los pequeños? y ¿por qué en nuestros países no todas son gratuitas?

Y empiezo por aclarar el título: el casi se debe a que a mi chiquita le pusieron cuando tenía menos de 24 horas de nacida dos chuzones más: la vacuna contra la tuberculosis, que le dejará la cicatriz típica, ahora en su espaldita, y la de hepatitis B, que se la pusieron en el muslito. También la chuzaron para ponerle sus aretitas y para hacerle dos veces la prueba de la tiroides que, por fortuna, finalmente salió bien, y le dieron una vacuna en gotitas, contra la poliomelitis. Ahora cumplió con su rutina de vacuna de los dos meses y la siguiente será al cumplir los 4. ¿Conclusiones? Vamos a ver.

Primero: la pregunta sobre si es o no necesario ponerle tantas vacunas surgió después de hablar con un bionergénico, no radical, que me dijo que muchos médicos de este tipo consideran que a los niños no se les debería poner ninguna vacuna, pues en cualquier caso son tóxicos que entran al cuerpo del bebé. Confieso que mi mirada no es tan optimista y que me daría mucha vaina pensar que cualquier pequeño se enfermara por no haberle puesto algo que le podía ayudar a no pasar por ese mal (¡de algo sirve la medicina!). De ahí que vacunemos a Irene… pero incluso en esas circunstancias, me quedó sonando el comentario y me puso a pensar.

No sé cómo sean los esquemas de vacunación de otros países, pero en Colombia hay un plan que incluye varios chuzones a lo largo del primer año de vida y unos cuantos más en los primeros cinco años. Incluye, básicamente, las vacunas que mencionaba al comienzo, suministradas en varias dosis y otras tantas más (sarampión, varicela, etcétera). Supongo que están incluídas las vacunas contra los virus más comunes en nuestro territorio, pero no incluye, por ejemplo, la vacuna contra el neumococo, la bacteria causante de diversos tipos de neumonía (que, según el volante del laboratorio de la vacuna que le pusimos a Irene, es una de la principales causa de merte infantil). Y ahí surge mi segunda pregunta: ¿por qué en nuestros países no todas las vacunas son gratuitas?

Pues bien, para empezar hay inconsistencias como ésta: la vacuna contra el neumococo ha sido aprobada en 13 departamentos de Colombia (eso me dijeron),  en los demás, si quieren tenerla, el paciente la tiene que pagar. Nunca mejor que antes vi la pertinencia de la palabra “paciente”, porque realmente hay que tener mucha paciencia para entender tamaño incoherencia… o mejor dicho, entenderlo no es posible, pero quizás sí no perder la cordura ante tamaña imbecilidad. Supongo que en los departamentos donde sí está aprobada, los que lo hicieron fueron los de la administración local, porque ya sería la tapa del colmo que el gobierno central legislara a pedacitos… pero de todo se ha visto.

En fin, como en cualquier caso este post es de vacunas y no de crítica política (que bien podría dar para este post y más, grgrr), vuelvo a la pregunta del comienzo y sigo sin tener una respuesta clara. Por ejemplo, según encontré en la red, en los países desarrollados se usan preponderantemente vacunas hexavalentes o de virus atenuados, por el poco impacto negativo que tiene en los pacientes. Aquí se suministran las vacunas celulares (con el virus vivo), que tienen muchos más efectos colaterales. Y sigo, no suministran la del neumococo porque no y ya, y claro, uno se encuentra en los puestos de vacunación -como me pasó a mí- papás con bebés de menos de un año preguntando por alternativas de financiación que les permitan pagar 43.000 pesos (algo así como 20 dólares) para poder vacunar a su pequeño. Obviamente, los pobres (me tocó oirlo) no tenían el cupo y el chiquito seguramente se fue a su casa sin poder estar protegido contra el virus… al que seguramente estará más expuesto que aquel pequeño que tiene papás que sí pueden pagar, pues los segundos sin duda tendrán un techo más cubierto.

Sé que hay algo de contradicción entre una pregunta y otra; se también que los papás que no pudieron pagar la vacuna hicieron su intento yendo a vacunar a su pequeño en octubre, cuando en el puesto de vacunación al que fuimos -una caja de compensación familiar, que es algo así como un centro de apoyo y ayuda a las familias de trabajadores (¡gente con empleo, al menos!)- tenía grandes descuentos por ser el mes de los niños; sé que en Colombia a veces hacen jornadas de vacunación masiva contra enfermedades como ésa… pero, vuelvo y pregunto: ¿por qué no todas son gratuitas? ¿Hablamos de salud o de un negocio? Y como no logro responderles, dejo la duda. Lo que sí puedo decir es que mi peque tuvo sus chuzones y que le salió sangrecita. También puedo agregar que le dolieron las piernas y que a mí me dolió, como nunca, el corazón (y la barriga: me daba saltos nada más de ver el dolor de mi niña).

En resumen: una historia con altos y bajos. Recomendaciones: consultar al médico, darles antes algo contra la fiebre, contemplarlos mucho, explicarles antes lo que va a pasar (si no para que entiendan ellos, que sí lo creo, para que uno mismo se prepare psicológicamente para el cuento) y usar, después del chuzón, algún emplasto que les refresque la pielcita. Yo le eché gotitas de leche materna y, después, leche de vaca con bicarbonato de sodio. Me dijeron que también servía el alcohol con harina. ¡Pobres piernitas!

Entry filed under: Sana que sana, Vacunas. Tags: , , .

Irene… y su bla bla bla *) ¿Menos leche o mejor succión?: nuevas preguntas sobre la lactancia materna

3 comentarios Add your own

  • 1. Stella  |  30 octubre 2009 a las 11:18

    Huy Á. ¡que tema tan complicado! En mi caso también consulté antes y les apliqué sólamente las que contempla el POS pero no el rotavirus ni el Prevenar (contra el neumococo) que aparte de ser carísimas no son tan necesarias… Nuestro médico de cabecera nos dijo que por ejemplo la del neumococo no ataca el 100% de los virus, sólo el 30% de ellos. El rotavirus es para niños que viven en condiciones de vida poco saludables, como a orillas de ríos o quebradas; o en condiciones de pobreza extrema. Y si, el no aplicárselas puede ser un riesgo, pero muuuuy bajo. Nosotros creemos en la “inmunidad de grupo”, es decir, entre más niños vacunados, menos riesgo de adquirir el virus.
    También creemos que es un negocio absoluto de Wyeth que es el creador y distribuidor de la vacuna contra el neumococo. En nuestra EPS en Medellín, nos dimos cuenta que a las enfermeras les pagan comisión por cada vacuna vendida…
    Un tema con mucha tela para cortar, porque tú tienes razón al preguntarte por qué no todas son gratuitas, ahí está lo raro.

    Responder
  • 2. Stella  |  30 octubre 2009 a las 12:18

    Á: te dejo este enlace que es la opinión de una mamá en España sobre las vacunas.
    http://dra-amalia-arce.blogspot.com/2009/10/nuevas-vacunas-contra-el-neumococo.html

    Responder
    • 3. azulitoclaro  |  30 octubre 2009 a las 19:58

      Uff… me quedé fría con lo que cuentas. Y el blog que nos mandaste es maravilloso. Definitivamente no estamos tan locas ni las cosas que pensamos se nos ocurren a nosotras nada más. Ojalá que en el futuro haya más equidad con todo este rollo (y con otros) y todos tengamos realmente la información y los recursos a mano para cuidar a estos pequeños.
      Ah, y me pareció muy interesante el post de la pediatra española sobre si se deben poner las vacunas o no… y mucho más, este otro. ¿Le echaste un ojo?
      Un abrazo,
      A.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

octubre 2009
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: