¿Cómo cambian la digestión y la caca del bebé durante su primer año de vida? (1)

15 abril 2010 at 11:02 9 comentarios

Uno de los cambios más importantes que ocurren en el bebé al iniciar la alimentación complementaria se revela en sus caquitas. En Irene, de ser amarillosas, casi inodoras y líquidas, se han vuelto -a sus ocho meses- más olorosas, consistentes y marrones, e, incluso, han cambiado de horario y se han vuelto menos frecuentes. Estas transformaciones son apenas una evidencia de otros cambios mucho más grandes que se operan en la boca, el estómago, el hígado, el páncreas, los riñones y los intestinos de la chiquita. ¿Qué factores inciden en ellos, qué es normal y qué es preocupante y cómo podemos ayudar a los bebés para que la maduración de su aparato digestivo vaya al ritmo que su cuerpo requiere?

No son pocas las inquietudes que surgen al abrir un pañal. Esta semana (justo el día que me preguntaba por qué Irene había dormido de nuevo más de 5 horas seguidas) al cambiar a nuestra hija me encontré por primera vez con una masa consistente que se había quedado casi pegada por completo a su colita. ¿Sería la comida? ¿Era por esto que dormía más? ¿Habrá tomado poca leche? Las preguntas bombardearon mi cabeza, a pesar de que sabía que la introducción de nuevos alimentos en su dieta cambiaría sus caquitas.

Para entonces ya había presenciado cambios importantes en el color y consistencia de sus heces, surgidos desde el momento mismo en que Irene había probado frutas y verduras. Había notado también en los últimos días un olor distinto, menos agradable, tanto en sus deposiciones como en sus gases. De ahí, que me saltara el bichito final de la duda que le da título a este post y que decidí compartir en este espacio.

Como mi objetivo es comprender un poco más cómo madura la digestión del bebé, me remontaré a sus primeros meses de vida y a los principales cambios que se ven en sus heces. Luego, en una segunda entrada que publicaré mañana, hablaré con más detalle sobre lo que es normal y lo que no lo es en las deposiciones del bebé y sobre por qué son importantes los alimentos que ingiere un chiquito, pues la maduración de su aparato digestivo se reflejará en la manera como son digeridos.

Asimilar conceptos

Uno de los sistemas más importantes del cuerpo humano es el digestivo, pues convierte alimentos en energía y nos ayuda a eliminar el material sobrante: lo queda después de asimilar los nutrientes requeridos por nuestro organismo, que es degradado y expulsado en los orines y las heces. Las transformaciones de este aparato a lo largo de la vida son, sin embargo, progresivas y están directamente relacionadas con la dieta que ingerimos y con la maduración de cada uno de los órganos relacionados en este proceso.

Para el bebé estos cambios son sensibles, pues es justamente en esa etapa de la vida cuando más se transforma todo lo que entra a nuestro organismo. Y no por magia, si no por lo rápido que cambian nuestro cuerpo: desde la salida de los dientes hasta la capacidad de coger y llevarnos cosas a la boca están relacionados con la alimentación y su procesamiento. Empezamos con la leche y terminamos con frutas, verduras, cereales y carnes. ¿Cuál es el resultado?

La cacas y la colita

Aunque parezca desordenado, empezaré por hablar de las cacas del bebé. En el recién nacido se denominan meconio (bueno, las primeras), y se caracterizan porque tienen una consistencia espesa y un color oscuro, que oscila entre negro y verde. Están compuestas por los residuos de lo que ingería el bebé en el vientre materno (líquido amniotico principalmente) y por células muertas y secreciones del estómago e hígado que revisten el intestino del recién nacido. Se expulsan gracias a la acción laxante del calostro (la leche -amarillosa, casi transparente- que produce nuestros pechos durante la primera semana de vida del pequeño, que no baja a chorros sino en cantidades muy pequeñas, acordes con el tamaño del estómago del bebé) y suelen tener altas concentraciones de bilirrubina que si no salen totalmente en el meconio tornan amarillosa la piel de algunos bebecitos, produciendo la denominada ictericia neonatal.

¿El tipo de leche que tome un niño incide en su digestión?

Durante las primeras semanas de vida se dan cambios importantes en la digestión del recién nacido, marcados principalmente por el tipo de alimentación que reciba. En el caso de Irene (y en el caso de los bebés alimentados con leche materna), sus primeras cacas fueron muy frecuentes y líquidas, pero a medida que crecía, sus deposiciones adquirían un color acaramelado, una textura grumosa y un olor dulzón. Las primeras semanas, teníamos deposiciones casi después de cada toma, que fueron espaciándose en el tiempo a medida que ella crecía. Pasados las primeras semanas, cumplidos los dos o tres meses, Irene ya tenía una digestión muy regular, en la que orinaba con frecuencia a lo largo del día y hacía caca en la mañana al despertar.

La recomendación general (confirmada en nuestro caso) es brindarle al bebé leche materna de manera exclusiva hasta los seis meses. ¿Las razones? Es la única que está diseñada realmente (¡por la naturaleza, además!) para el bebé: su ingesta ayuda, además, a madurar el aparato digestivo del pequeño, preparándolo para el cambio que supondrá la ingesta de alimentación complementaria (frutas, cereales, verduras y carnes que se le suministrará también de manera gradual).

Aún así, como evidentemente hay casos en los que se suministra leche de fórmula, no está de más saber cómo puede ser su digestión. En principio, la asimilación de estas leches en el cuerpo del bebé es mucho más lenta que la de la leche materna y las deposiciones suelen ser más amarillentas y gruesas. ¿Por qué? Por que la leche artificial contiene proteínas más complejas y gruesas que la leche materna, pues es leche de vaca procesada. El sistema digestivo del bebé no está preparado naturalmente para digerirla, por lo que su organismo debe adaptarse, forzosamente, a hacerlo. No son poco los casos que devienen en intolerancias, cólicos, diarreas con sangre, estreñimiento, entre otros, como consecuencia de estas leches. De aquí que se insista tanto en la alimentación con leche materna. El uso de la leche artificial supone, por lo general, un proceso de adaptación complejo que implica, en la mayoría de los casos, el cambio recurrente de marca en la búsqueda de una que el bebé tolere (o que, de plano, ya pueda procesar).

No quiero parecer dogmática con el tema, pero como beneficiaria directa de la lactancia materna, cerraré esta entrada con un video que habla sobre algunas de las posibles consecuencias que puede generar el suministro a los bebés de leche artificial. Irene tiene, como saben, ocho meses, y hasta ahora no ha sufrido ninguna gripa, ninguna diarrea, ningún episodio de estreñimiento, ninguna infección gastrointestinal. Nuestra chiquita es una niña sanísima. ¿A qué se lo atribuyo? A la leche materna. Y concluyo con una reflexión simple, que ya he publicado acá: Si la naturaleza nos brinda nuestra leche, ¿por qué no la recibimos como el alimento más propicio para nuestros pequeños?

(El video lo encontré en el artículo  “Lactancia materna vs. lactancia artificial“, publicado en el blog Mimos y Teta. Vale la pena leerlo, si quieren ahondar más en el tema. Hay una primera parte del mismo que habla sobre la violación del Código de comercialización de sustitutos de la leche materna, por parte de las empresas productoras de leche artificial. Si quieren verlo, ingresen acá)

Esta entrada, como siempre, se volvió larga. Mañana publicaremos una segunda parte sobre lo que pasa con la digestión y la caca del bebé cuando se da inicio a la alimentación complementaria, además de comentar qué es y qué no es normal en sus deposiciones. Bienvenidas son desde ya todas sus recomendaciones y experiencias. Nunca me imaginé escribir sobre este tema, pero reconociendo cuánto llama mi atención las “bombas” arrojadas en el pañal por mi pequeña, concluí que era importante  hacerlo… como muchas otras cosas que ni pensaba antes de tener a Irene en nuestro hogar. La vida cambia con ellos, ¿verdad?

;)

About these ads

Entry filed under: Alimentación, Alimentación complementaria, Crianza, Lactancia. Tags: , , , , , , , , .

Si se despierta en la noche nos preocupamos y si no… ¡también! ¿Cómo cambian la digestión y la caca del bebé durante su primer año de vida? (2)

9 comentarios Add your own

  • [...] Abril 2010 Tras hablar ayer de los cambios que sufrían la digestión y la caca del bebé a lo largo de sus primeros meses, hoy comentaremos qué pasa con ambos cuando se da inicio a la [...]

    Responder
  • 2. Adriana  |  16 abril 2010 en 10:05

    Jjaja no es sobre el tema pero imagínate que llamé a mi esposo para que me revisara el mail (para ver si mi jefa me había escrito) y me dice “no, no te escribió, pero tienes un mensaje sobre la caca del bebé, ese es de trabajo?” jajajjajajajjj

    Pues yo también soy beneficiaria de la leche materna, y estoy a mes y medio de lograr por segunda vez la lactancia exclusiva hasta los 6 meses!!! me siento afortunada porque se que para unas no es fácil (por trabajo, etc) y para otras es casi imposible por algunos problemas de salud. Mi chiquitina probó la fórmula a los 10 meses y este pues no se… le seguiré dando su leche materna lo que más pueda!

    Responder
  • [...] Abril 2010 Después de haber escrito dos entradas sobre el tema (una sobre la digestión durante los primeros 6 meses de vida y otra sobre los cambios que se presentan una vez se inicia la alimentación complementaria), [...]

    Responder
  • [...] indicar que estar pendiente de la apariencia de sus cacas (ya decíamos que era importante hacerlo aquí, aquí y aquí) y acudir inmediatamente al médico al detectar sangre en las mismas nos sirvió [...]

    Responder
  • [...] se mantuviera en buena forma con los bocados que apenas alcanzaba a probar). Estuve atenta a sus caquitas y descubrí que más que poco interés en la leche materna, Irene estaba acostumbrándose al cambio [...]

    Responder
  • 6. Silvia Isabel Perez Luna  |  7 octubre 2010 en 12:24

    Gracias por el articulo y los videos, hasta apenas hace unos dias estaba yo muy confundida por un cambio muy drastico que se opero en las defecaciones de mi bebe esta punto de cumplir 4 meses y de hacer cada dos dias, comenzo a hacer hasta 10 o 12 veces en un dia, desde que nacio le he dado exclusivamente leche materna, me asuste con lfrecuencia de sus evacuaciones y lo lleve al medico, el me dijo quele suspendiera unosdias mi leche y la congelara, y mientras le dio una formula llamada Novamil AD, disminuyo a 4 veces la frecuencia, yo le llamaba al dr. para aclarar mis dudas, y ademas porque ansiaba darle ya mi pecho, me deprimi solo de pensar en que quizas se lo tendria que retirar por mas tiempo, comenze a darle mi pecho y de nuevo aumento la frecuencia de sus evacuaciones, mi logica me decia que era diarrea a pesar de que el nomostraba ningunsigno de malestar, ni fiebre, ni nada fuera de lo normal en su caracter, total que yocreo que lo enfade co mis preguntas y terminodiciendome que ya le diera unaleche de formula de soya y que de plano le retirara el pecho, yo no lo podia creer estaba tan triste …busque inmediatamente una segunda oponion, el otro pediatra le mando hacer estudios de excremento, y tambien le suspendio temporalmente la leche materna, pero Dios puso en mi camino amigas que estan a favor de la lactancia materna y me tranquilizaron con sus consejos sabios y bien fundamentados, yo tambien me di a la tarea de investigar y me di cuenta de que es verdad, no esta enfermo, simplemnetese operoun cambio,quizas porque hayun desbalance en que al beber mi pecho toma mas de la primera leche que sale que esta compuesta mas de aguay toma menos de la que contiene grasas y azucares,pero es NORMAL, solamnete tengo quedejarlomas tiempo encada pechoy ya, el jamas ha tenido diarrea,pero como estaba tan asustada,estuve a punto de toamr el camino incorrectoy de esta manera creo que muchas mujeres han errado y creido las mentiras publicitarias y medicas. Muchas gracias por este espacio, hasta luegoy Dios les bendiga.

    Responder
  • 7. kekita  |  1 febrero 2011 en 17:12

    que estupidez es esa de que si toman formula los bebes es una desgracia y que quizas que cosa les pasa????, mi beba toma formula desde el momento de nacer porque no tuve leche y eso para ella y para mi no ha significado ninguna desgracia, ella ha sido una niña sana hasta el dia de hoy, en sus 5 meses de vida no se ha enfermado hasta yo me asombro de tan sanita que es mi niña, porque incluso yo su papa y sus abuelos hemos estado enfermos a su lado y ella nada, y sin embargo hay bebes que toman leche materna que estan enfermos todo el tiempo y creanme que conozco varios, eso de la leche materna no hay porque generalizarlo tanto porque de verdad no siempre influye, piensen un poquito mas ocupen sus cerebros………………….. me carga la ignorancia

    Responder
    • 8. azulitoclaro  |  2 febrero 2011 en 07:40

      Kekita. Antes que nada, gracias por visitar nuestro blog y por comentar en él. Nuestra intención en ningún caso ha sido la de cuestionar las decisiones que tomamos las madres. En su lugar, intentamos compartir nuestra experiencia con el propósito de brindar información extra a otras mamás. Supongo que llegaste aquí por un motivo semejante.

      El artículo que comentas no cuestiona en ningún caso la leche artificial: plantea, en su lugar, que es un tipo de leche que existe en el mercado, que es un sucedáneo de la leche materna (y por lo tanto, trata de imitarla) y que incide de manera diferente en la digestión de los chiquitos porque obviamente es distinta (otra cosa puede pasar con los recursos adjuntos, como el video y el link incluídos al final). No más. Si tu hija ha tenido la fortuna de recibir sin ningún problema la fórmula, maravilloso. Eres afortunada y eso está muy bien para ella y para ti. Dicen que somos lo que comemos porque no todos recibimos igual los alimentos. Con esto quiero decir que algunos niños sí les cae mal la leche de tarro y que conozco no uno sino varios casos en los que encuentran dificultades para que el niño se adapte a ella (con cambios de marca y demás). Con ello no digo que sea terrible sino que nuestra experiencia con la leche materna no ha pasado por ahí. Tratamos de no generalizar, pero si sentiste que lo hicimos, discúlpanos. Sigo defendiendo la leche materna porque nos ha dado unos primeros años maravillosos. Entiendo entonces que hagas lo mismo con la leche de tarro si tu experiencia ha sido similar. Puedo asegurarte, en cualquier caso, que puede que seamos ignorantes (creo que es una condición natural del ser humano que le permite aprender todos los días más), pero para escribir cualquiera de los artículos que encuentres en este blog hacemos una revisión exhaustiva de material relacionado. Te pido entonces que no generalices tus comentarios para juzgarnos. Preferiría que enriquecieras nuestras discusiones con tus puntos de vista, sin “cargarse” ni nada por el estilo. Es innecesario. Tú decides.
      Saludos,
      A.

      Responder
    • 9. Adriana  |  7 octubre 2011 en 23:28

      Hay un libro muy bueno que se llama La Revoluciòn de las madres de la autora Laura Gutman, en este libro hay un capítulo entero dedicado al consumo de lácteos y sus consecuencias. Explica cómo la famosa “caseina” que es la proteína de la leche de vaca ha dañado de forma considerable la salud de nuestros niños y niñas. También explica el uso de la fórmula versus leche materna. Ninguna leche de fórmula se puede comparar a la leche materna, le leche humana está diseñada para humanos, la leche de vaca para becerros. Por supuesto que es una alternativa en casos como el tuyo, que no tuviste leche pero en definitiva la leche materna es lo mejor para cualquier bebè. Te recomiendo que lo leas.
      Un abrazo

      Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


De sol a sol

abril 2010
L M X J V S D
« mar   may »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Contenido protegido

NO SE PERMITE USAR NI LAS FOTOS NI LOS VIDEOS DEL BLOG La casita de Irene a no ser con consentimiento expreso y por escrito. Todo el contenido de esta web se encuentra protegido (a no ser que se especifique lo contrario) por una licencia Creative Commons tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas.

Categorías


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores

%d personas les gusta esto: